Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Declaran resuelto crimen de Cabral. “Fue vendetta entre narcos”, dicen

Combo de fotografías cedida hoy, miércoles 13 de julio de 2011, por el Ministerio del Interior de Guatemala en la que aparecen Elkin Enrique Vargas (i), Wilfredo Allan Stockes Arnold (c) y el mexicano Franco Michael Morales Contreras o Florindo Gutiérrez. Las autoridades confirmaron hoy que el hombre de nacionalidad mexicana está detenido, junto con los otros dos guatemaltecos, como presunto implicado en el atentado que el sábado pasado se cobró la vida del cantautor argentino Facundo Cabral, y que se presume estaba dirigido contra el empresario nicaragüense Henry Fariña.


Publicidad

Una multitud despidió a Cabral hoy, en Buenos Aires.

Con esta última captura, el presidente de Guatemala, Alvaro Colom afirmó que las autoridades resolvieron el asesinato del cantante argentino Facundo Cabral. Gracias al trabajo de inteligencia y a la coordinación entre fuerzas de seguridad de Centroamérica se determinó que el ataque en el que murió el artista argentino iba dirigido contra el empresario nicaraguense Henry Fariñas, resaltó. Y agregó que, de acuerdo con las investigaciones, se confirmó que el ataque contra Fariñas fue ordenado desde Nicaragua, para lo cual se contrató a sicarios guatemaltecos, y Cabral fue una víctima inocente de la conjura.

El hecho fue motivado ‘por una supuesta vendeta entre narcotraficantes’ centroamericanos, reiteró el gobernante, quien insistió en que ante el crimen internacional se resolvió con base en la coordinación de los equipos de inteligencia de los países de la región.

El ministro de Gobernación, Carlos Menocal, quien participó en el programa de radio del presidente, dijo que los hechos en que perdió la vida el trovador argentino fueron resultado de las acciones del ‘crimen organizado transnacional’ que buscaba eliminar a Fariñas.

El artista argentino tuvo la mala fortuna de acompañar a Farínas, quien era seguido por los sicarios que pretendían eliminar al nicaraguense, con lo que se demostró ‘la capacidad perversa del crimen organizado’ de la región centroamericana, puntualizó.

Cabral, de 74 años, murió acribillado en una emboscada cuando se dirigía al aeropuerto internacional La Aurora, en el sur de la ciudad de Guatemala, desde el aeropuerto Tikal Futural en que se hospedaba tras presentarse en el país. Fariñas salvó la vida y se encuentra grave en un hospital privado de la ciudad de Guatemala que, según el ministro Menocal, está tomado por fuerzas de seguridad para proteger al empresario nicaraguense, clave en la resolución del crimen.

Los restos del compositor e intérprete argentino son incinerados esta tarde en un cementerio de Buenos Aires.