Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Murdoch pide perdón mientras su imperio global de medios se tambalea

El magnate de los medios de comunicación Rupert Murdoch pidió hoy perdón por el escándalo de los pinchazos telefónicos de sus diarios  en un desesperado intento de controlar una espiral que amenaza su imperio y que en 24 horas le costó la cabeza a dos de sus lugartenientes.


Publicidad

“Lo sentimos”, indica un mensaje personal que publica hoy Murdoch a toda página en siete periódicos del Reino Unido, a tres días de comparecer en la Cámara de los Comunes para declarar sobre las escuchas ilegales a políticos, famosos y hasta víctimas de crímenes del ya desaparecido diario ‘News of the World’.

El presidente y consejero delegado de ‘News Corporation’, que engloba medios como los estadounidenses ‘Fox Televisión’ y la agencia ‘Dow Jones’ o los británicos ‘The Times’ o ‘The Sun’, admite en su mensaje que actuaron tarde, reconoce que “pedir perdón no es suficiente” y promete “medidas concretas” inminentes en respuesta a la crisis.

Es la segunda muestra de humildad del empresario, de 80 años, después de que ayer pidiese perdón en persona a la familia de Milly Dowler, una niña asesinada cuyo teléfono celular fue pinchado por el dominical “News of the World” en busca de una exclusiva.

La divulgación de esa noticia, el día 4, desencadenó la grave crisis del imperio Murdoch, investigado a ambos lados del Atlántico por prácticas periodísticas ilegales y que en una semana tuvo que renunciar al dominical y a su interés por hacerse con el control total del canal de televisión británico ‘BSkyB’.

En EE.UU. se le ha abierto una investigación por supuestas escuchas a víctimas del 11-S mientras en el Reino Unido habrá pesquisas policiales, judiciales y de ética periodística por el escándalo.

Este viernes el último capítulo del drama tuvo nombres propios, los de la británica Rebekah Brooks y el estadounidense Les Hinton, dos de sus más estrechos colaboradores a los que Murdoch finalmente sacrificó después de 22 y 52 años de servicios, respectivamente.

Brooks, que dirigía el ‘News of the World’ en la época de las escuchas, dirigía ‘News International’, rama británica del grupo mientras Hinton, que ocupó ese puesto en el pasado, era ahora presidente de la agencia ‘Dow Jones’ y editor de ‘The Wall Street Journal’.

Su marcha deja solos ante la crisis al magnate y a su hijo James Murdoch, de 38 años y actual presidente en Europa de ‘News Corporation’, después de haber dirigido ‘News International’ entre el 2007 y el 2009.

El escándalo de los pinchazos telefónicos del dominical “News of the World” tiene ramificaciones periodísticas, políticas, judiciales y económicas.

Varios supuestos implicados estaban muy cerca del poder, especialmente Andy Coulson, jefe de prensa del primer ministro, David Cameron, hasta que dimitió en enero por el escándalo. Fue detenido hace una semana y está en libertad condicional.

El diario ‘The Independent’ publica hoy que Cameron se reunió 26 veces con ejecutivos de ‘News Corporation’ en los quince meses que lleva en el poder, entre ellos el propio Rupert Murdoch, su hijo James, Rebekah Brooks y Coulson cuando ya había renunciado.

Los dos Murdoch y Rebekah Brooks deberán declarar el martes 19 ante el Comité de Medios de Comunicación de la Cámara de los Comunes para explicar las actividades periodísticas ilegales del ‘News of the World’.