Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Evo Morales viaja a China para buscar inversiones y cooperación para ferrocarril

El presidente de Bolivia, Evo Morales, viajó hoy a China para buscar inversiones y cooperación para un ferrocarril que una su país de este a oeste y evaluar la construcción de un satélite, entre otros proyectos bilaterales.


Publicidad

En un acto en el aeropuerto militar de la ciudad de El Alto, vecina de La Paz, el mandatario entregó el “bastón de mando” a su vicepresidente, Álvaro García Linera, para luego abordar el avión presidencial.

El ministro de la Presidencia, Carlos Romero, informó a los medios que Morales es acompañado por sus colegas de Comunicación, Iván Canelas, de Planificación del Desarrollo, Viviana Caro, y de Economía y Finanzas, Luis Arce.

La agenda del mandatario no ha sido detallada pero entre sus actos están una reunión el miércoles con inmigrantes bolivianos en Pekín y su asistencia el próximo viernes a la inauguración de los juegos universitarios mundiales en la ciudad de Shenzhen.

Morales partió un día antes de lo anunciado por otras fuentes gubernamentales y tiene previsto volver a Bolivia el próximo lunes.

Romero agregó que el presidente dialogará sobre “posibles financiaciones, créditos, transferencia tecnológica y temas comerciales” con las principales autoridades chinas, entre ellas con el presidente del Banco de Desarrollo de ese país, Chen Yuan.

Hace unos días Morales anticipó que propondrá al Gobierno chino un plan para construir una línea ferroviaria que atraviese Bolivia de este a oeste y pueda conectarse con el puerto peruano de Ilo con el propósito de estimular su comercio internacional por esa región.

Morales impulsará esa posibilidad ante los problemas de su relación con Chile, cuyos puertos usa preferentemente Bolivia, pero al que demandará judicialmente en busca de lograr una restitución de la salida al mar perdida en una guerra en el siglo XIX.

China también ayuda a Bolivia con la construcción de un satélite de comunicaciones que deberá estar en órbita en 2013 y tendrá un costo cercano a los 300 millones de dólares, que serán financiados en su mayor parte con un crédito del país asiático.

Ambos países también han hecho negocios en el equipamiento de las Fuerzas Armadas de Bolivia, que el fin de semana presentó seis aviones chinos del modelo K-8 que el Gobierno de Morales usará en la lucha contra el narcotráfico.

Además del mandatario boliviano, a las justas deportivas o universitarias de Shenzhen asistirán los jefes de Estado de Mozambique, Armando Emilio Guebuza, y Sri Lanka, Mahinda Rajapakse, así como los primeros ministros de Etiopía, Meles Zenawi, y de Rumanía, Emil Boc.

Antes de partir, Morales asistió al juramento de la nueva presidenta del Parlamento Andino, Rebeca Delgado, legisladora boliviana del gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS), en un acto al que asistieron parlamentarios de Colombia, Ecuador y Perú. EFE