Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El Papa, listo para viajar a Madrid

El papa Benedicto XVI pidió hoy que España le apoye y acompañe en el viaje que mañana emprenderá a Madrid para participar en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), durante su mensaje en español en la audiencia celebrada en Castel Gandolfo (cerca de Roma). “¡Qué vuestra nación me apoye y me acompañe en el viaje apostólico que mañana emprendo a España”, exclamó el papa a los peregrinos españoles reunidos en el palacio apostólico de Castel Gandolfo, donde se encuentra de vacaciones.


Publicidad

Durante la audiencia general, el pontífice recordó en italiano que mañana viajará a Madrid y definió la JMJ un “importante evento eclesial”. “Mañana viajare a Madrid donde tendré la alegría de encontrar numerosos jóvenes que se han reunido allí para la XXVI Jornada Mundial de la Juventud y os pido que os unáis espiritualmente con la oración a este importante evento eclesial”, agregó.

¡Esta es la juventud del Papa!

Miles de jóvenes de diferentes nacionalidades en la misa de ayer.

Miles de jóvenes llegados a Madrid desde distintos países para participar en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) tomaron hoy las calles del centro de la capital española para visitar sus lugares más turísticos, antes de que den comienzo las actividades programadas. El camino al altar se llena de gritos nacionales, como si fueran hinchadas de una selección de fútbol: “Chi-chi-chi- le-le-le”, “¡Argentina, Argentina!”, “¡Yo soy español, español, español!”. Se mezclan con el clásico: “¡Esta es la juventud del Papa!”.

Los peregrinos abarrotan las estaciones de tren, los vagones del Metro y las zonas de Sol, la calle Alcalá y la plaza de Cibeles, algunas de las zonas más emblemáticas de Madrid. La mayoría portan las banderas de sus países, cantan himnos en sus idiomas y algunos bailan, como un grupo de sudafricanos que han danzado en mitad de la Plaza de Sol, centro neurálgico de la capital española.

Más de 400 salesianos de distintos puntos de Italia llegaron el lunes a España. “Hemos aguantado 26 horas en autobús, eso sí que es fe”, bromea Federico Spinelli (18), que espera responder a una pregunta en esta cita: “¿Qué es lo que Cristo quiere de mí?”. Mariana Cavarro también tiene aspiraciones ambiciosas: “Quiero encontrar la serenidad”. La organización prevé reunir más de un millón de personas en el acto central del domingo, la misa que oficiará Benedicto XVI en el aeródromo de Cuatro Vientos. ¿Se puede encontrar la serenidad entre tanta gente? “Seguro”, asiente la italiana.

Otros descansan sentados en el césped del parque del Retiro o visitan las numerosas instalaciones que la JMJ tiene allí, entre ellas los cerca de 200 confesionarios, las carpas y las exposiciones. “Ayer vinieron muchos, pero lo de hoy es impresionante”, explicó a Efe Jesús Urrea, responsable de una de las casetas donde la organización de la JMJ vende artículos de recuerdo, desde camisetas o rosarios hasta linternas o pulseras.

Jóvenes sostienen una bandera de Venezuela en la Plaza Cibeles de Madrid.

La mayoría de los jóvenes son de fuera, aunque hay algunos españoles, como María Lorenzo, de Barcelona, quien señaló que tuvo la suerte de “haber dado la mano al Papa” cuando estuvo en su ciudad y que se siente “muy unida” al resto de peregrinos extranjeros porque todos han venido a Madrid por “el mismo motivo”. Algo similar indicó la colombiana Adriana Roso, quien afirmó que ha podido compartir experiencias con el resto de jóvenes porque todos hablan “el idioma de Jesús”.

“Estamos muy emocionados por poder ver al papa porque él es nuestro líder y le debemos mucho respeto”, dijo Adriana. Al igual que la colombiana, son numerosos los jóvenes de Sudamérica que han venido a Madrid para participar en las Jornadas, como César Paredes, de Ecuador.

“El papa me parece un genio, me encanta porque es muy valiente y dice todo lo que piensa. Creo que ha escogido Madrid como sede de la JMJ porque en España está disminuyendo la fe entre los jóvenes”, señaló. El pontífice tiene previsto llegar a Madrid este jueves para una visita de cuatro días de duración.

También recorren las principales arterias de Madrid argentinos como Felipe, quien opinó que cuando llegue el papa todo va “a ser espectacular”, y grupos de brasileños que afirmaron “contar las horas” para encontrarse con el Santo Padre.

Sin embargo, los peregrinos de Italia son los más numerosos, ya que son las banderas de este país las que más se pueden ver ondulando por las calles. La mayoría recorrerá los lugares más emblemáticos de Madrid antes de asistir a la misa de inauguración de las Jornadas que presidirá hoy en la céntrica Plaza de Cibeles el cardenal y arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela.

Ante la pregunta de quien financió la JMJ Madrid 2011, el Director Financiero de la misma, Fernando Giménez Barriocanal, ha indicado que además de la contribución de los peregrinos, el resto del costo ha sido financiado por entidades  patrocinadoras que han aportado 16,5 millones de euros y por los donativos de particulares, así como por medio de la venta de productos de la JMJ. Aclaró que la JMJ no ha sido financiada por el gobierno Español.

Con textos de EFE.

Jornada Mundial Juventud JMJ Madrid 2011