Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Unas diez personas fallecen en represalias del Ejército sirio

Al menos diez personas murieron este viernes en acciones de represalia de las fuerzas armadas sirias en diferentes localidades del país, informaron grupos de oposición y de defensa de los derechos humanos.


Publicidad

El mayor número de víctimas mortales se registró en la provincia meridional de Deraa, donde ocho personas perdieron la vida en choques entre grupos de manifestantes y efectivos de los cuerpos de seguridad, explicaron las fuentes.

Una persona perdió la vida en Enjel (Deraa), donde los agentes abrieron fuego contra los opositores cerca de la mezquita de Al Omry, explicó por teléfono el portavoz de los opositores Comités de Coordinación Local, Omar Edelbe.

El vocero señaló, asimismo, que otras cinco personas -entre ellas dos niños-, murieron en la aldea de Gabagueb, situada en la misma provincia.

El Observatorio sirio de Derechos Humanos informó, por su parte, del fallecimiento de dos personas en la localidad meridional de Elheraq, también en Deraa.

Los grupos de oposición testimoniaron, igualmente, las muertes de una persona en las localidades meridional de Rif Damasco y central de Homs, donde calculan que unas 20.000 personas se concentraron hoy y lanzaron consignas contra el régimen.

El enésimo día de protesta fue bautizado como “el viernes de las buenas noticias de la victoria” por los grupos de oposición, que volvieron a instar a los sirios a manifestarse tras la oración comunitaria del mediodía para exigir la renuncia del presidente del país, Bachar al Asad.

Según los grupos de oposición, la convocatoria volvió a tener una respuesta masiva en localidades como Deir al Zur en el este del país, la costera Latakia y en los barrios de Al Qabun y Al Qadam, en Damasco, pese al despliegue de las fuerzas de Seguridad.

El citado Observatorio de Derechos Humanos denunció, además, que las fuerzas de Seguridad practicaron numerosas detenciones y trataron de impedir la salida de fieles de las mezquitas, dispersándolos con disparos.

Las movilizaciones contra la dictadura de la familia al Asad y las cruentas represalias del régimen se suceden desde el pasado mes de marzo y de acuerdo con grupos de derechos humanos, han supuesto ya la muerte de al menos 1.859 civiles y 422 miembros de seguridad. EFE