Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Indígenas rechazan dialogar con Morales en La Paz

Una asamblea de indígenas bolivianos rechazó hoy el pedido del presidente del país, Evo Morales, de dialogar en La Paz y le pidió que de aquí al lunes viaje a la Amazonía o continuarán con su marcha contra la construcción de una carretera que partirá en dos una reserva natural.


Publicidad

El dirigente de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente (Cidob), Ernesto Sánchez, dijo a Efe que los más de mil indígenas que están en San Ignacio de Moxos (noreste) decidieron no enviar ninguna comisión hacia La Paz para reunirse con Morales, en respuesta a una solicitud realizada hoy mismo por dos ministros.

“Hay un mandato de las bases y le hemos contestado a Morales que no va ir ningún dirigente a conversar a La Paz y si él tiene la voluntad de venir acá lo vamos a esperar, pero si sigue soberbio, continuaremos con la marcha desde el lunes”, sostuvo Sánchez.

Horas antes, los ministros de la Presidencia, Carlos Romero, y el de Obras Públicas, Wálter Delgadillo, anunciaron en San Ignacio de Moxos que Morales aceptó reunirse con los indígenas, pero en La Paz.

Los representantes de las etnias iniciaron el lunes su caminata entre la Amazonía y La Paz para exigir que el Gobierno detenga la construcción de la carretera, financiada por Brasil, que unirá el centro y el noreste del país atravesando el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure.

Los indígenas aseguran que la ruta ocasionará daños ambientales y promoverá invasiones de productores de hoja de coca en el parque.

El presidente Morales ha defendido la carretera con el argumento de que es vital para la integración vial del país y ha prometido que se prohibirán los asentamientos campesinos por donde pase la obra.

Las etnias, que se han propuesto recorrer en un mes 500 kilómetros desde la ciudad de Trinidad hasta La Paz, esperarán hasta el lunes al gobernante en San Ignacio de Moxos, a donde llegaron tras recorrer 90 kilómetros en cinco días.

También ratificaron hoy su advertencia de que no aceptarán que los movimientos vecinales y campesinos afines al Gobierno les bloqueen la ruta de la marcha, porque eso provocaría que en una reacción los indígenas bloqueen otros caminos del país.

Los dirigentes indígenas, con el asesoramiento de organismos no gubernamentales, también han solicitado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la Organización de Estados Americanos (OEA) medidas cautelares para frenar el proyecto vial. EFE