Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Huracán ‘Irene’ tiene en la mira a EE.UU. mientras azota al Caribe

El huracán ‘Irene’, el primero de la temporada de ciclones del Atlántico, tiene en la mira a Estados Unidos mientras avanza por el Caribe azotando a la región con intensas lluvias y fuertes vientos que han causado inundaciones y han dejado al menos a un millón de personas sin electricidad.


Publicidad

‘Irene’, que mantiene vientos máximos sostenidos de 130 kilómetros por hora, amenaza con transformarse en un huracán de gran intensidad cerca de Bahamas en ruta a Estados Unidos donde podría desembarcar en Carolina del Sur el próximo sábado.

“Se pronostica que se intensifique en los próximos días y se prevé que se convierta en un huracán categoría 2 en la costa occidental de Bahamas, y luego quizás alcance categoría 3 cuando se aproxime a las costas de EE.UU.”, dijo este lunes el meteorólogo Kim Brabander del Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

El sistema tropical, que se convirtió hoy en ciclón en la costa norte de Puerto Rico, es un huracán de categoría uno, la mínima en la escala de intensidad Saffir-Simpson, de un máximo de cinco.

Brabander explicó que en el pronóstico de computadora a cinco días la ubicación del huracán se movió ligeramente hacia el este, pero todavía se le coloca en Bahamas con un desplazamiento paralelo a la costa este de Florida (EE.UU.).

“Se sentirán fuertes vientos aquí y todavía existe el riesgo de que toque tierra en la costa sureste de Florida, según un par de modelos que proyectan que se acerque a esta zona el jueves, pero el consenso de los modelos indica que se mantendrá frente a la costa”, dijo el meteorólogo.

Si ‘Irene’ toca tierra en el sureste de Estados Unidos, sería la primera vez que un huracán impacta a este país desde el 2008 cuando el ciclón ‘Ike’ se abalanzó sobre Galveston, en Texas, como categoría 2, informó el meteorólogo Michael Formosa del CNH.

El vórtice de ‘Irene’ se encontraba a las 18h00 GMT de hoy a 240 kilómetros al oeste-noroeste de San Juan de Puerto Rico y a 80 kilómetros al norte-noreste de Punta Cana, en República Dominicana.

Se desplaza hacia el oeste-noroeste a 19 kilómetros por hora y se espera que continúe con este movimiento en los próximos días.

En esta trayectoria el ojo del huracán se moverá hoy al norte de La Española, proseguirá hacia Turcos y Caicos el martes y a Bahamas el miércoles.

El avance de ‘Irene’ hacia Haití preocupa a los meteorólogos porque esa nación aún no se ha recuperado de la devastación ocasionada por un terremoto en 2010 y todavía hay personas que permanecen en tiendas en campamentos.

‘Irene’ castigó como tormenta tropical el norte de las Antillas menores el fin de semana con torrenciales precipitaciones y un fuerte y peligroso oleaje.

En las islas Vírgenes estadounidenses y británicas y en Puerto Rico dejó al menos a un millón de personas sin electricidad.

El huracán en Puerto Rico ocasionó el desbordamiento de ríos, hay cerca de 900.000 personas sin energía eléctrica, más de 100.000 hogares sin agua y 770 personas se encuentran en refugios, informó el gobernador de la isla, Luis Fortuño, en San Juan.

El principal aeropuerto mantiene sus operaciones suspendidas, todos los puertos permanecen cerrados y varias de las principales carreteras están intransitables por las inundaciones, los árboles y postes del tendido eléctrico derribados.

En República Dominicana se cancelaron 27 vuelos ante la proximidad del huracán.

Los meteorólogos informaron que se han emitido avisos de inundaciones repentinas para el norte de La Española, el sureste de Bahamas y Turcos y Caicos.

El CNH ha recomendado a los residentes de Florida, Georgia, Carolina del Sur y Carolina del Norte, en Estados Unidos, a prepararse ante el posible paso de ‘Irene’.

Las autoridades estadounidense también han pedido a las personas mantenerse vigilantes del paso del huracán y tomar todas las precauciones.

Los residentes en el sur de Florida ya han comenzado a prepararse y muchos de ellos están adquiriendo alimentos no perecederos, linternas, agua, medicinas y otros productos. EFE