Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Irene llega a Nueva York. Nueve muertos en la costa este

Es de madrugada y el huracán ha llegado ya Nueva York. Pero la prohibición de no conducir no se está cumpliendo en absoluto. Taxis y vehiculos privados atraviesan la primera y la segunda avenida en ambas direcciones. Pizzerias, bares y algún supermercado desafían al huracán en el bajo Manhattan, pese que a esta hora, dos de la madrugada del domingo 28 de agosto, al menos nueve han muerto, y más de un millón personas sin electricidad y numerosos daños materiales es el balance del paso del huracán “Irene”, que ya ha llegado a Nueva York, por la costa Este de EEUU.


Publicidad

En una rueda de prensa para anunciar la llegada del huracán, el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, que había ordenado la evacuación obligatoria de las zonas por debajo del nivel del agua -que afecta a 370.000 personas-, indicó que ya es demasiado tarde para obedecer esa orden.

“Se acabó el tiempo”, indicó Bloomberg, quien instó en inglés y en español a quienes permanezcan en las zonas de peligro a quedarse en el interior de sus viviendas.

Con vientos máximos sostenidos de 130 kilómetros, “Irene”, un huracán de categoría 1 en la escala de Saffir Simpson, de un máximo de cinco, se desplaza por la costa atlántica y se espera que llegue a Nueva York el domingo, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU., en su boletín de las 01.00 GMT de hoy.

“Se pronostica que permanecerá como huracán al desplazarse cerca o sobre el centro de la costa atlántica y se aproxime a Nueva Inglaterra. Cuando toque tierra de nuevo se debilitará hasta convertirse en un ciclón post-tropical el domingo en la noche o el lunes”, vaticinó el CNH.

Al menos nueve personas -cinco en Carolina del Norte, tres en Virginia y uno en Florida- han perdido la vida a causa del huracán, la gran mayoría al caerles árboles o ramas de gran tamaño, según las autoridades. Entre ellos figuran dos menores.

El Presidente Obama en el Centro Nacional de Emergencias, hoy.

Obama llegó a Washington

Degradado a huracán de Categoría 1, pero todavía con vientos de hasta 140 kilómetros por hora, Irene sigue su avance por la costa noreste de estados Unidos, acercándose ahora a Washington, la capital federal. Ocho Estados se encuentran en alerta y 100.000 miembros de la Guardia Nacional están a disposición de los gobernadores correspondientes, por si ordenaran más evacuaciones de las que ya se están produciendo. Barack Obama se reunió esta mañana con la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, y su equipo de respuesta a emergencias, y pidió recibir actualizaciones puntuales del recorrido de la tormenta. El presidente llegó a Washington en la noche de ayer, acortando en un día sus vacaciones en Massachusetts, para coordinar las labores de su gobierno en este asunto.

El huracán se dirige ahora hacia las costas del sur de Virginia, tras provocar numerosas inundaciones en Carolina del Norte, ocasionar destrozos en varias infraestructuras marítimas y dejar sin servicio eléctrico a más de 200.000 personas. “Irene” tocó tierra esta mañana a las 07.30 hora local (11.30 GMT) cerca del cabo Lookout, en Carolina del Norte (este de EE.UU.), con vientos máximos sostenidos de 140 kilómetros por hora, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH).

El transporte público en Nueva York fue suspendido desde el mediodía.

Al medio día en Nueva York, la red de metro, la más grande del mundo, dejó de funcionar. La gran mayoría de tiendas, restaurantes y supermercados en la zona alta de Manhattan cerraron dos horas antes para dar tiempo a su empleados a volver a casa con transporte público.

Fox News reportó el primer muerto por el huracán Irene a las 09h00. Ocurrió en Carolina del Norte: un árbol cayó sobre un hombre. 200 mil personas han quedado sin energía eleectrica en ese estado a causa de las fueertes lluvias y vientos de 140 kms por hora. Tuiteros reportan que han empezado a caer gotas de lluvia en Nueva York, en Harlem. Después de sufrir un terremoto esta semana, la ciudad de los rascacielos se prepara para recibir un huracán. El alcalde Michael Bloomberg, pidió hoy a la población que todavía no ha evacuado las zonas que corren más riesgo de inundarse por la llegada del huracán “Irene” que empiecen a buscar refugio “ya” y recordó que a partir del mediodía no tendrán transporte público para hacerlo.

“Si tienen que irse, deben empezar ahora mismo”, afirmó el alcalde en una comparecencia ante la prensa en Brooklyn, en la que advirtió a los neoyorquinos que la tormenta va a ser “muy seria” y dijo que pese a que “Irene” se ha debilitado al tocar tierra “hay que prepararse para el peor escenario”.

Los supermercados ya están desabastecidos en la Gran Manzana.

Bloomberg estimó que la orden de evacuación “obligatoria” de las zonas por debajo del nivel del agua afecta a unas 370.000 personas, a las que instó a abandonar “lo antes posible”y buscar protección en casas de familiares o amigos o en alguno de los refugios repartidos por la ciudad “con capacidad para 70.000 personas”.

El alcalde indicó que hasta ahora la prioridad son las personas más vulnerables, sobre todo enfermos y ancianos, y dijo que desde el viernes se han evacuado a 7.000 pacientes de los hospitales situados en zonas de peligro.

“No podemos tomar riesgos, y especialmente con los más vulnerables”, dijo.

“Lo mejor ahora es utilizar el transporte público para llegar a los refugios, pero a partir del mediodía toda la red estará cerrada”, indicó Bloomberg, quien detalló que patrullas de policía están recorriendo las calles de la ciudad que hay que evacuar avisando a la población por megafonía que deben marcharse “ahora”

La Autoridad Metropolitana del Transporte (MTA, por sus siglas en inglés) ha reforzado los servicios de autobuses, metro y trenes desde primera hora de la mañana para que los neoyorquinos puedan abandonar las zonas de peligro ante la llegada inminente de “Irene”, que se espera para hoy por la noche.

“Los últimos trenes saldrán a las 12.00 (16.00 GMT) y tengan en mente que quizá estén repletos y no podrán tomarlos”, advirtió Bloomberg, quien recordó que también se suspenderá el servicio de ferrys que conecta la isla de Manhattan con los demás distritos y que los puentes podrían cerrarse dependiendo de los vientos.

El alcalde detalló también que todas las playas de la ciudad estarán cerradas durante el fin de semana y pidió a los neoyorquinos que durante la tormenta no salgan a la calle porque la posibilidad de que haya caídas de árboles es “muy seria”, y que permanezcan apartados de ventanas y cristales.

“Está empezando a llover en Coney Island, estas son las primeras gotas, pero es sólo el principio”, advirtió Bloomberg, quien detalló que los servicios de emergencia tienen a su disposición los tradicionales autobuses amarillos escolares para colaborar en la evacuación de los vecinos.

El huracán “Irene” tocó tierra hoy cerca de cabo Lookout, en Carolina del Norte (Estados Unidos), con vientos máximos sostenidos de 140 kilómetros por hora, según el reporte del Centro Nacional de Huracanes (CNH). Las redes sociales son de gran ayuda este momento para reportar lo que ocurre. Este es un video colgado en youtube por un habitante en Morehead City.

“Irene” embiste la zona como un ciclón de categoría 1, la mínima en la escala de intensidad Saffir-Simpson, de un máximo de cinco, y se pronostica que comenzará a perder intensidad en las próximas horas.

El ojo del huracán estaba localizado a las 12.00 GMT de hoy 10 kilómetros al norte-noreste de cabo Lookout y 100 kilómetros al suroeste de cabo Hatteras, en Carolina del Norte. Los pronósticos del CNH indican que el huracán se desplazará hacia el norte a lo largo de la costa atlántica de EE.UU., y afectará a la capital Washington esta noche y Nueva York mañana domingo.

Las autoridades han ordenado la evacuación de 370.000 personas en Nueva York y las aerolíneas han anunciado la cancelación de cerca de 10.000 vuelos para el fin de semana en la región noreste, donde el transporte ferroviario también ha sido suspendido.

Trece estados han declarado el estado de emergencia, desde las Carolinas hasta Massachusetts, en un área en el que residen cerca de 65 millones de personas. EFE