Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Obama reitera que la recuperación tras el paso de ‘Irene’ llevará tiempo

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reiteró este lunes que la recuperación tras el paso del huracán ‘Irene’ por la costa este del país “llevará tiempo”.


Publicidad

En declaraciones desde la Rosaleda de la Casa Blanca, donde presentó a su candidato para encabezar el Consejo de Asesores Económicos (CEA), Alan Krueger, Obama se refirió brevemente al huracán que azotó este fin de semana la costa del país.

Así, aseguró que la agencia federal encargada de la respuesta a los desastres naturales (FEMA) aportará toda la ayuda necesaria a quienes la requieran a causa de ‘Irene’.

“Llevará tiempo recuperarse de una tormenta de esta magnitud. Los efectos se sienten todavía en buena parte del país”, precisó el mandatario estadounidense.

Se trata de la segunda ocasión en que el gobernante aborda las consecuencias de ‘Irene’, que el sábado entró como huracán de categoría 1 en la escala de Saffir-Simpson en Carolina del Norte y el domingo llegó a Nueva York como tormenta tropical.

Previamente, en una comparecencia también en la Rosaleda de la Casa Blanca junto a la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, Obama había advertido que las consecuencias de la tormenta “no se han acabado” y se sentirán aún durante un tiempo.

El presidente alertó en particular sobre el riesgo de mayores inundaciones a causa de las crecidas de los ríos, alimentadas por las lluvias de ‘Irene’.

Más personas podrían quedarse sin electricidad, además de los 4,5 millones que ya la perdieron a lo largo del fin de semana en toda la costa este; mientras los estados ubicados más al noreste continúan hoy en alerta por inundaciones y se mantienen cancelados algunos vuelos.

Según el último balance ofrecido por las autoridades, al menos 20 personas han muerto en ocho estados del país a causa de ‘Irene’, que tocó tierra el sábado en Carolina del Norte como huracán de categoría 1, luego fue degradado a tormenta tropical y anoche perdió sus características tropicales en la frontera con Canadá.

La mayoría de los fallecimientos se produjeron por caídas de árboles y por las inundaciones provocadas por “Irene”, de acuerdo con las autoridades.

Los remanentes de ‘Irene’ se desplazan por el este de Quebec (Canadá) a 56 kilómetros por hora, tras causar “amplias inundaciones en secciones del noreste de Estados Unidos”, señaló el Centro Nacional de Huracanes (CNH) en su boletín de las 15h00 GMT.

En el estado de Vermont, en la frontera con Canadá, continúan hoy en alerta por inundaciones y algunos vuelos en los aeropuertos de Boston y Filadelfia siguen cancelados.

Según una primera evaluación, los daños económicos ocasionados por Irene en EE.UU. podrían situarse entre los 1.000 y los 4.000 millones de dólares.

 

Nueva York reabre su metro tras el cierre de dos días por el paso de ‘Irene’

Nueva York reabrió este lunes su extensa red de metro después de dos días de cierre a causa del paso del huracán ‘Irene’ por esta ciudad, donde convertido en tormenta tropical se cobró la vida de dos personas y provocó numerosas inundaciones.

“Con muy limitadas excepciones, el servicio se ha reanudado en todas las líneas del suburbano”, detalló en su página web la Autoridad Metropolitana del Transporte (MTA, por sus siglas en inglés), que advirtió de que los trenes llegarán con menos frecuencia, por lo que los neoyorquinos deben prever “esperas más largas y vagones más concurridos”.

Los trenes del metro neoyorquino comenzaron a operar a las 06h00 de la mañana (10h00 GMT) de este lunes, después de que el sábado a mediodía se interrumpiera por completo todo el servicio del suburbano, los autobuses y los ferrocarriles de la ciudad como medida preventiva ante la llegada del huracán, una decisión sin precedentes en la Gran Manzana.

Pese a que el servicio de la red de metro de Nueva York era hoy más limitado que cualquier otro día, los neoyorquinos acudieron a sus puestos de trabajo con relativa normalidad, ya que desde el domingo se reinició el servicio de algunas rutas de autobús en la isla de Manhattan y en los barrios del Bronx, Queens y Brooklyn.

Este lunes todas las líneas de autobús de la Gran Manzana volvían a su funcionamiento, aunque la MTA advirtió de que algunas de ellas podrían cambiar de ruta debido a las malas condiciones de algunas carreteras, donde los árboles caídos y las inundaciones impiden el paso a los vehículos.

Los ferrocarriles a Staten Island y Long Island reanudaron parcialmente sus servicios, pero el sistema Metro-North no pudo reiniciar las operaciones de ninguna de sus tres líneas, ya que todavía hay daños significativos en esa red por las inundaciones, detalló la MTA.

Los neoyorquinos recuperaron así este lunes gran parte de su amplia red de transporte público, que utilizan a diario una media de once millones de personas, principalmente la red de metro, inaugurada en 1868 y que en la actualidad cuenta con 24 líneas y más de 400 estaciones, por las que se movilizan cada día unos cinco millones de neoyorquinos.

La normalidad también regresaba paulatinamente a las terminales aéreas que dan servicio a Nueva York, ya que desde las 06.00 de la mañana los aeropuertos internacionales de John F. Kennedy y Newark comenzaron a aceptar vuelos de llegadas, mientras que las salidas se reanudarán a partir de mediodía, según informó la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey.

Degradado a tormenta tropical, el huracán ‘Irene’ dejó a su paso por el estado de Nueva York dos víctimas mortales, importantes inundaciones en diferentes puntos de la Gran Manzana y de Long Island, que se llevó la peor parte de la tormenta tropical, y el corte de electricidad de casi un millón de personas.

‘Irene’ perdió el domingo sus características tropicales en la frontera entre Estados Unidos y Canadá. EFE