Ecuador. domingo 10 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Continúan en Chile movilizaciones contra la educación privada

La Policía de Carabineros intervino y cortó las cadenas del grupo que intentaba protestar a la hora en que en el Congreso Nacional de Chile se votaba la acusación constitucional contra el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, por haber prohibido una manifestación estudiantil en contra del lucro en la educación y mayores recursos para la educación pública el pasado 4 de agosto.


Publicidad

La Cámara no llegó siquiera a debatir el fondo de la acusación, pues antes de llegar a ese punto aprobó, por 58 votos contra 49, una impugnación de Hinzpeter a la acusación, que en esa circunstancia, desde el punto de vista reglamentario, es considerado como “no presentada”.

Según el abogado Raúl Tavolari, que representó a Hinzpeter en la sesión, el libelo no cumplía los requisitos exigidos por la ley para ser acogido, por lo que debía ser considerado improcedente, que es lo que aprobó la mayoría de los parlamentarios presentes.

El pasado 4 de agosto, el Gobierno prohibió la utilización de la Alameda Bernardo O’Higgins, la principal avenida de Santiago, para una marcha convocada por los estudiantes universitarios y secundarios, movilizados desde el pasado mayo en contra de lo que describen como “lucro” en la educación y por mayores recursos para la educación pública.

Pese a la prohibición, los estudiantes trataron de marchar por la Alameda, lo que derivó en violentos enfrentamientos con la Policía, con un balance de más de 800 detenidos y cuantiosos daños en la propiedad pública y privada.

Los parlamentarios que presentaron el libelo habían acusado a Hinzpeter de tener responsabilidad en los desórdenes y en la represión policial de la manifestación.

La sesión de hoy se enmarcó, además, en las peticiones de renuncia que algunos parlamentarios opositores han hecho contra el ministro del Interior, al que atribuyen responsabilidad política en la muerte del joven Manuel Gutiérrez. El adolescente, de 16 años, recibió un disparo mortal en la madrugada del pasado viernes, durante los disturbios que enmarcaron el término de un paro nacional convocado por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT).

La investigación del caso determinó que Gutiérrez murió a causa de un disparo efectuado por un sargento de Carabineros (Policía militarizada), institución que había negado cualquier implicación en el accidente y que posteriormente ha tenido que destituir a una decena de funcionarios, mientras el autor material está en prisión preventiva.

Con textos de EFE