Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Revelan que las periodistas mexicanas asesinadas no fueron torturadas

Los cuerpos de las dos periodistas mexicanas asesinadas en la capital del país “no tienen huellas de tortura”, reveló este viernes el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, al ofrecer algunos detalles de las investigaciones.


Publicidad

“Ayer terminamos lo que es la necropsia más o menos a las tres de la mañana. Hay muchos datos”, dijo Ebrard, quien consideró “muy relevante” saber que no fueron torturadas.

El mandatario local, que ofreció sus declaraciones tras asistir al discurso del presidente de México, Felipe Calderón, para presentar su quinto informe de gobierno, dijo que a estas alturas había un avance “interesante” en torno al caso.

Reveló que hay varias hipótesis sobre el móvil y que pronto habrá “claridad de qué fue lo que ocurrió” a las periodistas Marcela Yarce y Rocío González Trápaga, encontradas sin vida ayer en el parque El Mirador, en el sureste de la capital mexicana.

Foto de las periodistas difundida por revista Contralínea

Las mujeres fueron estranguladas y sus cuerpos, que estaban desnudos y maniatados, presentaban sendos disparos, hechos al parecer después de sus muertes.

Una de las posibilidades que se manejan es que fueran víctimas de un robo, pues, según el fiscal del distrito federal, Miguel Ángel Mancera, González Trápaga, que era socia de una casa de cambio, hizo operaciones por una suma “considerable” este miércoles.

Sin embargo, los compañeros de Yarce en la revista Contralínea tampoco descartan que los homicidios sean atribuibles a motivos profesionales.

“La instrucción para el procurador es que no exista impunidad y es la línea que hemos seguido aquí tratándose de quienes se dedican a la libertad de expresión con más razón, porque es una afectación a toda la sociedad, por eso yo no lo voy a permitir bajo ninguna circunstancia”, indicó Ebrard sobre el caso.

Prometió que se llegará “al móvil” de las muertes y que a los autores se les aplicará todo el peso de la ley.

Otro avance es que en las últimas horas fue encontrado en los límites del barrio de Iztapalapa, donde ocurrieron los hechos en el sudeste de Ciudad de México, el vehículo de Marcela Yarce.

“Lo están trabajando los peritos”, dijo a Efe un portavoz de la Fiscalía del Distrito Federal, que encabeza las investigaciones.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), un organismo con funciones de Oficina del Defensor del Pueblo en México, recordó que son ya ocho los periodistas mexicanos que han muerto de manera violenta en 2011.

Desde el año 2000 son 74 contando a Yarce y González Trápaga.

Fuentes de la CNDH criticaron la impunidad que rodea a estos casos y lamentaron que apenas el 15 % de los crímenes que han costado la vida a periodistas en México desde 2000 terminen en la consignación de los presuntos autores, esto es, su puesta a disposición de un juez, que puede o no sentenciarles sobre la base de las pruebas de cada caso. EFE