Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Mueren 12 personas y 35 resultan heridas en provincia siria de Homs

Al menos doce personas murieron este lunes y 35 resultaron heridas en la provincia de Homs, en el centro del país, donde se han registrado explosiones y tiroteos contra la población civil, informó el Observatorio sirio de Derechos Humanos.


Publicidad

Cuatro de las muertes se produjeron por los disparos lanzados contra un autobús que transportaba a empleados de la empresa siria de petróleo, aseguró el Observatorio, mientras persiste la represión del régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, contra los opositores en otras zonas del país.

También en Homs, dos personas fallecieron en el barrio de Al Bayada, otras dos en el de Bab Sebaa, dos en Jalediya, una en Bustan Adiuan y 1 en Talkalaj.

Según testimonios recogidos por el Observatorio, se oyen disparos y explosiones esporádicas en varios barrios de la ciudad y se han colocado barreras adicionales de seguridad en un clima de violencia que ha obligado a casi todos los mercados a permanecer cerrados.

Decenas de personas han sido detenidas, se ha cortado la luz y los francotiradores se han desplegado, mientras que en el barrio de Bab al Darib el lanzamiento de bombas con clavos en su interior ha herido a decenas de personas, informaron los opositores Comités de Coordinación Local.

Además de Homs, otras zonas del país también están siendo objetivo de las fuerzas de seguridad sirias.

En el norte del país, al menos 60 personas fueron detenidas en la provincia de Idleb y otras tantas en la ciudad costera de Latakia, mientras se suceden manifestaciones que congregan a miles de personas en esas zonas.

También en el sur, en la provincia de Deraa, los manifestantes exigen la caída del presidente sirio a pesar del amplio despliegue de fuerzas de seguridad.

Desde que comenzaran las protestas en marzo pasado, al menos 2.035 civiles y 477 miembros de las fuerzas del régimen han muerto en una revuelta contra la que el régimen intensifica sus operaciones a pesar de los llamados de la comunidad internacional para que las detenga. EFE