Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Policía de Nueva York honra a sus héroes muertos el 11-S

La Policía de Nueva York se adelantó este jueves a la conmemoración del décimo aniversario del 11 de septiembre de 2001 y rindió homenaje a los agentes que perdió en el World Trade Center de Manhattan aquel fatídico día, el peor de su historia, y también después como consecuencia de los ataques.


Publicidad

“En la historia de la Policía de Nueva York nunca ha habido un día como el 11 de septiembre de 2001 si tenemos en cuenta las vidas que perdimos y el coraje que presenciamos en nuestros agentes”, dijo hoy el jefe de la policía neoyorquina, Raymond Kelly, durante el acto que el cuerpo celebró en el Lincoln Center de Manhattan.

Allí se reunieron numerosos agentes vestidos de gala, que acompañaron a los familiares de los agentes que perecieron hace diez años en los ataques contra las Torres Gemelas y también de los que han ido falleciendo después por las consecuencias de los ataques en su salud.

El cuerpo de policía de la Gran Manzana perdió en los atentados a 23 agentes, mientras que cincuenta miembros más de su cuerpo han fallecido en la última década debido al impacto que les dejaron las tareas de rescate y limpieza de la “zona cero”.

Todos ellos recibieron hoy el recuerdo de sus compañeros y de las autoridades de la ciudad, que les mostraron halagos por su coraje y dedicación, y quienes, encabezados por el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, entregaron medallas de honor a los familiares de los agentes fallecidos.

“Nuestras pérdidas no acabaron el 11 de septiembre, ni tampoco terminaron aquel día las muestras maravillosas de fortaleza física y dedicación que ofrecieron nuestros agentes”, añadió Kelly en un homenaje en el que estuvieron presentes los agentes que trabajaron el 11-S y los días de caos que lo sucedieron hace diez años.

Además de Bloomberg y Kelly, también participó en la ceremonia el arzobispo católico de la ciudad, Timothy Dolan, quien dedicó un emotivo discurso a los agentes caídos y a sus compañeros, a quienes llamó “símbolos y sacramentos” de la sociedad y cuyo “valor y honor” halagó al recordar la ayuda que prestaron a la ciudad tras los ataques.

El homenaje se celebró en el Avery Fisher Hall del Lincoln Center, a cuyas puertas se colgaron grandes banderas estadounidenses y donde a lo largo de la mañana se reunieron numerosos agentes de la Policía, acompañados a su vez por varios vehículos de su flota.

Entre ellos destacó el que se colocó a las puertas del recinto cultural, un vehículo de principios del siglo XX y que el cuerpo de Policía usaba entonces para acudir a las situaciones de emergencia.

Con la ceremonia de este jueves, la Policía de Nueva York se adelanta al homenaje oficial que el domingo, justo cuando se cumplen diez años de la catástrofe, se rendirá en la “zona cero” a todas las víctimas de los ataques y en los que participará el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su predecesor, George W. Bush. EFE