Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Unos cuatro muertos y cientos de evacuados por tormenta en Washington

Por lo menos cuatro personas murieron y cientos debieron ser evacuadas de sus casas por las inundaciones en el área metropolitana de Washington debido a las fuertes tormentas registradas en la región, informaron este viernes las autoridades.


Publicidad

El presidente Barack Obama ha declarado zonas de emergencia en los estados del noreste, lo cual pone los recursos del Gobierno federal a disposición de las autoridades locales para enfrentar la emergencia y atender a los damnificados.

Las escuelas públicas suspendieron sus actividades hoy en el norte de Virginia y el sur de Maryland y el Gobierno federal -el mayor empleador de la región- otorgó un día libre o la opción de trabajar desde sus casas a cientos de miles de empleados públicos.

Las lluvias torrenciales causaron crecidas rápidas y corrientes que atraparon a cientos de automovilistas.

Las víctimas incluyen, en Virginia, a un niño de 12 años, arrastrado por las aguas del Arroyo Piney Branch, desmadrado en Vienna; un hombre de 69 años en Great Falls que murió ahogado cerca de su vehículo rodeado de aguas, y un hombre de 49 años que se ahogó en Pasadena, Maryland.

Un hombre de 71 años de edad murió en Derry Township, Pennsylvania, cuando procuraba sacar agua del sótano de su casa y la estructura se derrumbó, según la Policía de esa localidad.

Las tormentas, que son el remanente del huracán “Lee”, han causado inundaciones en una ancha franja de la costa este de Estados Unidos, y han forzado la evacuación de cientos de miles de familias.

Las autoridades en el noreste del estado de Pennsylvania ordenaron la evacuación de unas 100.000 personas entre las ciudades de Binghantom y Scranton ante la crecida del río Susquehanna, y se han emitido alertas por inundaciones en las áreas ribereñas de Maryland y Delaware.

En el condado Luzerne, Pennsylvania, se ordenó la evacuación de 65.000 a 70.000 personas cuando el Susquehanna henchido superó la marca de inundación.