Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Zapatero convoca oficialmente las elecciones anticipadas en España

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, convocó formalmente este lunes las elecciones generales anticipadas para el domingo 20 de noviembre, cuya campaña electoral oficial tendrá lugar del 4 al 18.


Publicidad

Una vez conocido el resultado, las dos nuevas cámaras parlamentarias se constituirán el 13 de diciembre, según el calendario decidido en un Consejo de ministros extraordinario.

“Hoy no es un día de balance”, declaró en una rueda de prensa Zapatero, que no se presenta a la reelección después de dos mandatos consecutivos, pero que de todas formas quiso expresar su “gratitud a todos los ciudadanos”.

El dirigente socialista había decidido a finales de julio avanzar cuatro meses las elecciones legislativas, inicialmente previstas para marzo de 2012.

Estos comicios eran reclamados con insistencia desde hacía varios meses por el Partido Popular (PP), la principal formación de derecha del país, al que se considera favorito en esta ocasión, después de haber infligido ya una dura derrota a los socialistas en las elecciones regionales del 22 de mayo.

Un nuevo sondeo, publicado este lunes por el cotidiano catalán El Periódico, predice que el candidato del PP, Mariano Rajoy, podría obtener una mayoría absoluta aún más holgada que la lograda por José María Aznar en el año 2000.

Según este sondeo, el partido socialista (PSOE), obtendría el peor resultado de su historia, con un 31,4% de los votos, mientras que el PP lograría el 46,1% de los sufragios.

El partido en el poder ha visto aumentar su impopularidad al ritmo de las numerosas medidas de rigor que ha debido tomar en los últimos años frente a una economía sacudida por la crisis y el estallido de la burbuja inmobiliaria.

Interrogado sobre la eventualidad de nuevas medidas de este tipo de aquí a las elecciones, Zapatero reconoció que “tenemos un contexto europeo, como consecuencia de la incertidumbre en torno a Grecia, de dificultad, pero nuestra previsión es que la credibilidad de España en los mercados internacionales, en las instituciones internacionales, ha ido fortaleciéndose”.

“Por lo tanto, no tengo en este momento en la perspectiva de nuestra tarea hasta el día 20 la necesidad de adoptar ninguna medida significativa de carácter económico para fortalecer esta estabilidad”, aseguró, agregando no obstante que “sin duda, si fuese necesario, lo haría”.