Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Autos solares culminan con éxito su travesía del desierto chileno

Los vehículos solares que participaron en el “Atacama Solar Challenge” culminaron con éxito, en la ciudad de Iquique, una travesía de 1.060 kilómetros por el árido desierto del norte de Chile y los organizadores ya piensan en una segunda edición, el próximo año.


Publicidad

Así lo señaló este lunes a los periodistas Leandro Valencia, coordinador general del evento, que por primera vez se realiza en Latinoamérica y que contó con la participación de once vehículos procedentes de cuatro países: seis de Chile, tres de Argentina, uno de Ecuador y uno de Puerto Rico.

La competición, que constó de tres etapas, se dividió en dos categorías: “Desafío Solar Atacama”, para automóviles con tecnología de punta, y “Ruta Solar”, para triciclos híbridos, de bajo costo, equipados con pedales y paneles fotovoltaicos.

La carrera “superó todas las expectativas”, destacó Valencia, que manifestó su esperanza de que la competición se transforme en un clásico que atraiga cada vez a más participantes, como una instancia formadora de líderes que combatan el cambio climático.

La carrera fue organizada por la Universidad de Chile, la Universidad Técnica Federico Santa María, la Corporación La Ruta Solar y el Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos y el ganador, de punta a cabo, fue el “Intikallpa” (Energía del Sol, en lengua quechua).

El vehículo, representante del equipo “Antakari”, integrado por técnicos del de la mina de cobre “Los Pelambres” y estudiantes de la Universidad de La Serena, cubrió los 1.060 kilómetros del recorrido a un promedio de 75 kilómetros por hora.

El ganador de la categoría “Desafío Solar Atacama” se atribuyó un premio de 15 millones de pesos (unos 30.000 dólares), tras un esfuerzo “que valió la pena”, según Jaime Muñoz, que se alternó con Alejandra Oyarzo en la conducción del “Intikallpa”.

El segundo lugar fue para el “Eolian 2”, de la Universidad de Chile, y único vehículo solar chileno con experiencia en este tipo de carreras, ya que anteriormente participó en una prueba similar en Australia.

En la categoría de híbridos el ganador fue el vehículo chileno “Cóndor 1”, del equipo “Los Andes Solar Team”, creado por técnicos de la empresa Mining Part, que promedió una velocidad de 60 kilómetros, “gracias a sus alas aerodinámicas de aluminio”, según Fernando Rodríguez, uno de los responsables del equipo.

El premio en esta categoría fue de 4 millones de pesos (unos 8.000 dólares), pero la importancia del triunfo “no está en el premio”, según Eugenio Fierro, gerente de Minibng Part.

“Lo importante ha sido demostrar la relevancia de las energías renovables y la capacidad de la ingeniería chilena. Lo principal fue el aprendizaje”, destacó. EFE