Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Corte Suprema del Perú absuelve a periodista preso por difamación

La Corte Suprema de Justicia del Perú ordenó el viernes la inmediata libertad del periodista Paul Garay, preso desde abril pasado tras ser condenado por el delito de difamación en un caso que movilizó a diversas organizaciones internacionales de prensa, informó el Poder Judicial.


Publicidad

El fallo definitivo de la Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema de Lima, absolvió a Garay, periodista del canal Visión 47 de televisión y de radio La Exitosa de Pucallpa (noreste), quien cumplía una sentencia de 18 meses de prisión por presuntamente difamar a un fiscal de su localidad en un caso de supuesta corrupción.

Garay fue hallado inocente de los cargos de difamación contra el fiscal superior de Ucayali, Agustín López, a quien había tildado de “enano erótico”, señaló en su edición electrónica el diario El Comercio.

El Instituto Prensa y Sociedad (IPYS), una ONG de periodistas que brega por la libertad de expresión en América Latina, saludó la absolución y abogó por “la despenalización de casos de opinión”, en un comunicado difundido en Lima.

“La medida marca un esperado precedente en el respeto a la libertad de expresión en el Perú”, dijo IPYS.

“La libertad del periodista ha sido fruto de la lucha colectiva”, indicó por su lado la Asociación Nacional de Periodistas, la que resaltó que el proceso en el que se condenó a Garay adolecía de una serie de irregularidades.

La organización Reporteros Sin Fronteras, con base en París, que sigue el caso desde hace meses, también había expresado sus expectativas sobre lo que podía deparar el fallo de la Corte Suprema de Perú conocido esta noche.

RSF había señalado en abril como “un escándalo” el fallo condenatorio contra Garay, en un proceso que calificó de “discutible por archivar denuncias de corrupción” hechas por el periodista contra su acusador.

Garay fue sentenciado el 19 de abril de 2011, a tres años de prisión efectiva, pero una apelación, el 27 de julio, reformó la pena a 18 meses.