Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Familia del jefe máximo de las FARC pide el cadáver a la Fiscalía colombiana

La familia de “Alfonso Cano”, alias del jefe máximo de las FARC, pidió hoy a la Fiscalía General de Colombia que le entregue el cadáver del líder guerrillero, muerto el viernes por la noche en una operación de las fuerzas de seguridad.


Publicidad

El concejal bogotano Roberto Sáenz, hermano de Guillermo León, el nombre de pila de “Cano”, dijo a la edición electrónica del diario El Espectador que formalizó la solicitud en nombre de su familia, mediante un mensaje a la entidad judicial.

El político informó de la petición horas antes de que difundiera un comunicado para anunciar una declaración sobre la suerte de su hermano e instar a las autoridades a que permitan una sepultura digna del cadáver y a la prensa a que respete el luto familiar.

Sáenz dijo que ofrecerá la declaración mañana en el recinto del Concejo de la capital colombiana, corporación en la que ocupa un escaño desde 2007.

En la nota, el concejal también pidió al presidente Juan Manuel Santos y otras autoridades que permitan a su familia “dar digna sepultura a Guillermo León”, previo el lleno de los requisitos legales.

Asimismo, exhortó a los medios de comunicación que respeten el luto de la familia y no especulen “sobre acciones o desplazamientos que no estén autorizados o coordinados con el Estado”.

Sáenz fue elegido para el Concejo bogotano por el Polo Democrático Alternativo (PDA), formación izquierdista a la que renunció hace poco para adherirse a Progresistas, movimiento creado por el excongresista y excandidato presidencial Gustavo Petro, alcalde electo de la ciudad y también separado de ese partido.

“Alfonso Cano” había asumido el mando máximo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) a mediados de 2008 y murió el viernes por la noche, en combate en una zona montañosa del suroeste del país. EFE