Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Los “indignados” de París intentan de nuevo conquistar La Défense

El movimiento de los “indignados” de París intentó hoy de nuevo conquistar la plaza de La Défense, considerada el centro del distrito financiero y empresarial de la capital, con una protesta en la que se esperaba participasen también los manifestantes contra la cumbre del G20 en Cannes (Francia).


Publicidad

“Necesitamos con urgencia mantas, bebidas calientes y calor humano”, se podía leer desde esta mañana en los mensajes colgados a través de distintas redes sociales, en los que se invitaba a la gente a acudir en masa a partir de las 13.00 GMT para que su reivindicación tuviera mayor eco.

A media tarde, no obstante, apenas 200 personas se habían concentrado en la explanada, donde una veintena de vehículos policiales y agentes vigilaban a los agrupados y controlaban el contenido de las mochilas de los recién llegados.

Entre las asociaciones convocantes se encontraban Democracia Real, Acampada París, Anonymous o Les Pas de Noms (traducible como los Sin Nombre), y a diferencia de ayer, en esta ocasión no habían solicitado la autorización a la prefectura local.

La Policía, no obstante, no había recibido la orden de desalojarlos, según contó a Efe uno de los agentes ante la incredulidad de manifestantes como Jean-Jacques Zimermann, convencido de que “encontrarán algún pretexto” para sacarlos.

Cerca de medio millar de personas había intentado ayer establecer un campamento permanente con tiendas de campaña y la logística necesaria para pasar la noche, pero las inclemencias del tiempo y la carga policial, según indicaron hoy los organizadores, hizo que menos de 50 aguantaran toda la noche.

Fuentes policiales afirmaron hoy a Efe que no hubo detenciones, pero la intervención de los agentes, según los manifestantes, provocó dos heridos leves que fueron conducidos a un hospital cercano.

Los grupos convocantes han advertido ya de su intención de quedarse en La Défense el máximo tiempo posible, y en caso de que su protesta se vea frustrada, han asegurado que llevarán a cabo nuevas movilizaciones en otros lugares de la capital.

La Défense fue escogida esta vez “en tanto que símbolo de la oligarquía”: “Ocuparla es simbólicamente retomar el poder sobre las finanzas en pro de un mundo más justo y fraternal, de paz para todos”, apuntaron los convocantes en un comunicado, donde denuncian que la Policía desmontó ayer sus tiendas y confiscaron su comida.

Los manifestantes explicaron hoy que los agentes habían “bloqueado el acceso” a la plaza a muchos indignados, una de las razones que, a su juicio, ha sido la causa de que la movilización no esté teniendo el eco y la amplitud que han alcanzado protestas similares en ciudades como Madrid y Nueva York.

Pero no fue el único motivo destacado por los manifestantes: “A diferencia de España, Francia no está tan mal económicamente”, dijo a Efe Herdier, uno de los integrantes de la plataforma Anonymous. “Nosotros vemos que va a acabar llegando al mismo nivel, pero la gente aquí parece no darse cuenta”. EFE