Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Los “indignados” ocupan un juzgado en desuso de Londres

Integrantes del movimiento de protesta Occupy London tomaron este martes el edificio de unos antiguos juzgados en el centro de la capital británica, según informó la cadena BBC.


Publicidad

El tribunal ocupado, ubicado en Old Street, este de la ciudad, estaba vacío desde 1996 y ha quedado esta tarde “liberado”, según declaraciones de los activistas recogidas por la cadena británica.

Los miembros de Occupy London ya habían tomado con anterioridad en Londres un edificio propiedad del banco suizo UBS, así como los alrededores de la catedral de San Pablo, en el corazón financiero de Londres, y un espacio en la plaza de Finsbury Square.

Los “indignados” utilizarán el edificio del tribunal ocupado para “juzgar al 1 por ciento” de la población, según señaló un portavoz del grupo, en referencia a la consigna “somos el 99 por ciento” que hizo popular el movimiento estadounidense Occupy Wall Street.

La acción se produjo un día después de que comenzara el juicio que decidirá si las autoridades desalojan a los manifestantes que acampan frente a la catedral de San Pablo desde el pasado 15 de octubre.

El juez deberá decidir si da la razón a la autoridad municipal del distrito de negocios londinense, la City of London Corporation, que quiere que los manifestantes desmonten las más de cien tiendas de campaña que mantienen en la zona, cercana a la Bolsa de Londres, desde el 15 de octubre.

Según las autoridades municipales, la presencia de los “indignados” está causando perjuicio a los comerciantes del barrio e impide que se desarrolle la actividad habitual de una zona muy visitada por los turistas.

Por otra parte, el grupo Occupy London se enfrenta a otro proceso legal por la ocupación de un edificio de oficinas bancarias, también en desuso, propiedad de la firma suiza UBS.

Los activistas podrán permanecer en ese edificio, que han denominado “banco de ideas”, hasta, por lo menos, después de la Navidad, cuando el Tribunal de Apelaciones volverá a revisar la sentencia que permitiría su desalojo. EFE