Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Obama insiste a republicanos prorrogar recortes de impuestos

Washington,  (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, instó hoy a una “facción de republicanos” del Congreso a que aprueben ya una prórroga de recortes de impuestos a la nómina para millones de estadounidenses, que vencen en nueve días.


Publicidad

“Hemos hecho todo lo que podíamos en las últimas semanas para garantizar que 160 millones de trabajadores estadounidenses no tengan un aumento de impuestos el 1 de enero… (pero) una facción de republicanos de la Cámara de Representantes se ha negado” a extender los recortes tributarios, dijo Obama durante un acto en la Casa Blanca.

Obama aseguró que está dispuesto a promulgar la prórroga de los recortes en cuanto la reciba pero, por ahora, los republicanos de la Cámara de Representantes lo obstaculizan.

Obama aseguró que desde el martes pasado la Casa Blanca ha recibido más de 30.000 anécdotas de estadounidenses de a pie de todo el país que se verían afectados por una subida de impuestos de al menos mil dólares el próximo año.

Eso equivale a unos ochenta dólares al mes o cuarenta dólares por cada pago salarial si éste se recibe, como es corriente en EE.UU., cada quince días.

No parece mucho dinero pero “para cualquiera que sabe lo difícil de hacer rendir el presupuesto, sabe que al final de la semana o del mes, 40 dólares puede marcar toda la diferencia del mundo”, afirmó el mandatario.

“Ya basta, la gente que me acompaña no tiene tiempo para más juegos… es hora de que los republicanos de la Cámara de Representantes escuchen las voces de la gente acá y de todo el país y revalúen” su oposición, dijo Obama, acompañado en el acto de algunas de las personas que compartieron sus historias.

Obama telefoneó hoy, por segundo día consecutivo, al presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, para reiterar su compromiso de negociar una extensión a largo plazo, siempre y cuando acepte la prórroga de dos meses que ya aprobó el Senado.

La campaña lanzada el martes por la Casa Blanca busca aumentar las presiones sobre los republicanos y advertir del impacto negativo que la subida de impuestos tendría no sólo para 160 millones de estadounidenses sino también para la recuperación económica en general.

El Senado aprobó el sábado pasado la extensión de dos meses de los recortes de impuestos a la nómina y los subsidios de desempleo, para darse más tiempo a negociar una prórroga de un año cuando reanude la sesión legislativa en 2012.

Pero Boehner se ha enzarzado en una lucha de poderes con Obama e insiste en reabrir las negociaciones con el Senado para una extensión de un año.

Según analistas, la aparente intransigencia de los republicanos de la Cámara baja terminará perjudicando más a ese partido, de cara a los comicios de 2012, en los que Obama buscará la reelección. EFE

mp/mv/dmt

Sitio web imagen: lamp02.entravision.com