Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

CIDH remite a Corte caso por ejecución extrajudicial de guerrilleros en Perú

WASHINGTON (AP) — La Comisión Interamericana de Derechos Humanos anunció el viernes que remitió a la corte regional el caso de la ejecución extrajudicial de tres miembros del insurgente Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) durante el rescate de 72 rehenes, en 1997.


Publicidad

El hecho ocurrió durante el gobierno de Alberto Fujimori. El marxista MRTA tomó por asalto la embajada del Japón, durante una recepción, y mantuvo como rehenes a 72 personas durante cuatro meses, hasta que  fueron liberados por un operativo militar. Todos los rehenes salieron con vida. Los guerrilleros murieron.

La Comisión (CIDH) remitió el expediente a la Corte Interamericana de Derechos Humanos el 13 de diciembre del 2011 tras hallar responsable al Estado peruano por la violación del derecho a la vida en perjuicio de Eduardo Nicolás Cruz Sánchez, Herma Luz Meléndez Cueva y Víctor Salomón Peceros Pedraza.

Y también estableció la violación de los derechos a las garantías judiciales y protección judicial y al derecho a la integridad personal, en perjuicio de los familiares de las víctimas ejecutadas.

“A 14 años de los hechos, el Estado peruano no ha llevado a cabo una investigación diligente y efectiva de los hechos, ni ha determinado las responsabilidades sobre los autores materiales e intelectuales de los mismos”, dijo la CIDH en un comunicado.

La Comisión constató que las tres personas ejecutadas se encontraban en custodia de agentes estatales y, al momento de la ejecución, no representaban una amenaza para sus captores. Posteriormente, los cuerpos sin vida de 14 miembros del MRTA fueron enterrados en diversos cementerios de Lima sin haber practicado una autopsia adecuada.

Tras la denuncia de familiares, se inició una investigación en el fuero común en 2002, pero la Corte Suprema de Justicia remitió la investigación al fuero militar, donde se archivó en 2004.

La CIDH sostiene que en el fuero penal común se siguió la investigación contra algunos de los miembros del equipo de gobierno de Alberto Fujimori (1990-2000): Vladimiro Montesinos Torres, Nicolás de Bari Hermosa Ríos, Roberto Huamán Azcurra y Jesús Zamudio Aliaga, la cual se encuentra en etapa de juicio oral.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la OEA, cuyo mandato es promover la observancia de los derechos humanos. Está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.