Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

España calcula déficit del 8% y anuncia recortes de 8.900 millones de euros

El Gobierno español de Mariano Rajoy anunció este viernes que el déficit público a final de este año 2011 rondará el 8% del PIB, “mucho más elevado de lo que había comunicado y comprometido el anterior Gobierno” socialista.


Publicidad

Así lo afirmó hoy la vicepresidenta y portavoz del ejecutivo conservador de Mariano Rajoy, Soraya Saénz de Santamaría, al dar cuenta en conferencia de prensa de las primeras decisiones adoptadas por el Gobierno para luchar contra la crisis, entre ellas la congelación de los salarios de los empleados públicos.

El anterior Gobierno socialista había previsto acabar 2011 con un déficit del 6% del PIB, y la nueva situación, “extraordinaria y no deseada”, obligará a adoptar “medidas extraordinarias”, dijo Santamaría.

La portavoz dijo que se ha aprobado un recorte de gasto de 8.900 millones de euros (11.500 millones de dólares) a través de un acuerdo de no disponibilidad de crédito que limitará el presupuesto de los diferentes ministerios durante el primer trimestre del año.

Y en cuanto a las medidas de austeridad anunciadas, se mantendrá el próximo año 2012 la congelación de los salarios de los empleados públicos, se ampliará la jornada laboral en la administración pública a 37,5 horas, y se congelará la plantilla de todas las administraciones, salvo de los servicios básicos.

También quedará congelado, por primera vez en la democracia española, el salario mínimo interprofesional, que en España es actualmente de 641 euros (824 dólares) al mes.

El Gobierno aprobó también aumentar durante dos años el llamado Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), en lo relacionado con las rentas de trabajo y “especialmente de capital”.

La única partida que el ejecutivo aumentará será la relativa a las pensiones de jubilación, que se incrementarán un 1 % en 2012, lo que corresponde al aumento previsto del Índice de Precios al Consumo (IPC).

Santamaría aseguró que las medidas adoptadas hoy son “el inicio del inicio” de un paquete de ajustes estructurales imprescindibles para reducir el déficit y dinamizar la economía española.

Pero subrayó que su Gobierno ha querido “proteger a los más débiles” a aquellos que ya no pueden hacer más sacrificios, por lo que anunció que se mantendrán ayudas como los 400 euros mensuales (518 dólares) que reciben los desempleados que ya han agotado sus prestaciones, una cantidad introducida por el anterior gobierno socialista. EFE