Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Condenan a Timochenko por asesinato de arzobispo

BOGOTA (AP) — Un juez condenó a 25 años de prisión a los miembros de la cúpula de la guerrilla de las FARC como autores intelectuales del asesinato hace 10 años del arzobispo de Cali, Isaías Duarte Cancino, informó el jueves la Fiscalía General.


Publicidad

La condena, en ausencia, es contra Rodrigo Londoño Echeverri (alias “Timochenko” o “Timoleón Jiménez”), actual máximo jefe de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC); Noel Mata Mata (“Efraín Guzmán”), Jorge Torres Victoria (alias “Pablo Catatumbo”) y Luciano Marín Arango (alias “Iván Márquez”).

Todos ellos, miembros del Secretariado, la máxima línea de mando del grupo rebelde, fueron sentenciado a pagar además 1.000 millones de pesos (unos 539.000 dólares) a los familiares del religioso por perjuicios morales.

La sentencia fue proferida por el Juzgado 2 Penal Especializado de Cali, capital del departamento de Valle del Cauca, 300 kilómetros al suroeste de Bogotá, en referencia al proceso por el asesinato de Duarte Cancino, perpetrado el 16 de marzo de 2002.

El juez Justiniano Valencia, en su sentencia de 37 páginas, advirtió que se había extinguido la acción penal por muerte de otros tres jefes de las FARC: Alfonso Cano, Raúl Reyes y Víctor Julio Suárez (alias “el Mono Jojoy”), quienes fueron abatidos por las Fuerzas Armadas del país.

“No cabe ninguna duda que el homicidio de monseñor Isaías Duarte Cancino se relaciona por su condición de religioso y en razón de esa investidura”, aseguró el juez Valencia, quien además advirtió que “no se puede dejar pasar que desde su despacho, a través de comunicados de prensa y en su condición de Obispo de Cali, sentaba su protesta por los hechos reprochables en que incurría de manera permanente la guerrilla en este país”.

El asesinato de monseñor Duarte ocurrió en la parroquia Buen Pastor, ubicada en el barrio Ricardo Balalcázar, en el oriente de Cali, donde el prelado celebraba 105 matrimonios colectivos. Hombres armados irrumpieron e intimidaron a los asistentes y dispararon en contra del religioso en varias oportunidades.

En la acción resultó herido el sacerdote Joaquín Cortés.