Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ha muerto Fraga

Madrid, 15 ene (EFE).- El histórico dirigente conservador español Manuel Fraga murió hoy a los 89 años después de haber dedicado casi sesenta años de su vida a su gran pasión, la política, una actividad que abandonó hace apenas dos meses.


Publicidad

Hijo de emigrantes en Cuba y emigrante al mismo tiempo durante sus primeros años, fue uno de los dirigentes en activo más veteranos de Europa y durante años el único vivo en ocupar cargos relevantes en la dictadura franquista, la transición y la democracia en España.

Aunque siempre tuvo la intención de seguir en la política “hasta el último suspiro”, como siempre ha dicho, finalmente en septiembre de 2011 decidió poner fin a sesenta años de actividad.

Atendiendo a los deseos de su familia, abandonó su escaño en el Senado (la cámara alta del Parlamento español) tras las elecciones generales del 20 de noviembre de 2011, en las que ganó por mayoría absoluta su formación, el Partido Popular (PP), en el que ostentaba el cargo honorífico de presidente fundador.

Político de raza y trabajador incansable, nació el 23 de noviembre de 1922 en Villalba (Lugo), en la norteña región de Galicia. Era letrado, diplomático y catedrático y era uno de los padres de la Constitución española de 1978.

Fraga, cuando era ministro de Franco.

Se inició en la vida política en 1951, durante el régimen de Francisco Franco, como secretario general del Instituto de Cultura Hispánica, época en la que tuvo otros cargos ligados a las áreas de cultura y educación.

Fue ministro de Información y Turismo entre 1962 y 1969, época en la que elaboró la primera Ley de Prensa desde 1938, y, posteriormente, embajador ante el Reino Unido e Irlanda del Norte, puesto que ocupó hasta 1975.

Tras la muerte de Franco, fue nombrado vicepresidente y ministro de la Gobernación con Arias Navarro en la Presidencia e impulsó la legalización de asociaciones y partidos políticos.

En 1977 concurrió a las primeras elecciones democráticas con la recién constituida Alianza Popular (AP) y obtuvo un escaño.

De cara a las elecciones generales de 1982, Fraga constituyó Coalición Popular y obtuvo el segundo puesto en los comicios de octubre de ese año, lo que le colocó como líder de la oposición.

Elegido parlamentario europeo en 1987, abandonó el Congreso de los Diputados (la cámara baja del Parlamento español).

Rajoy, Aznar, Fraga.

Desde 1990, la mayor parte de su vida política transcurrió en su Galicia natal, donde gobernó con mayoría absoluta durante quince años (1990-2005).

Siempre demostró gran preocupación por la comunidad gallega esparcida por el mundo y, en este sentido, primó la aproximación a los colectivos presentes en la Unión Europea, América Latina y, en especial, a la zona del Mercosur, y en la vecina Portugal.

Como presidente gallego hizo visitas oficiales a varios países latinoamericanos, aunque, por su repercusión y trascendencia, la más importante fue la que hizo en 1991 a Cuba, donde fue recibido por Fidel Castro y negoció la excarcelación de 23 personas y la salida del país de otras 19.

Sus dos peores momentos como político, según sus palabras, fueron el hundimiento del petrolero “Prestige” frente a las costas de Galicia y la detección de los primeros casos de “vacas locas” de España en su región.

Pese a que en los últimos años su salud se vio resentida, volvió a optar a la Presidencia de Galicia en las elecciones regionales de 2005.

El veterano político dejó de ser presidente regional al quedarse el PP a un escaño de la mayoría absoluta en esos comicios.

No obstante, su relevo no significó su despedida de la política, ya que fue designado senador en representación de Galicia, cargo que ocupó hasta las elecciones de noviembre de 2011.

Ni la edad ni una hernia discal que le hizo cojear durante años, así como el marcapasos que le implantaron en 2005 y una operación de cadera en 2011, impidieron que durante los últimos años acudiera cada día, incluidos muchos sábados, a su despacho del Senado y a las reuniones orgánicas y actos del Partido Popular.

Fue objetivo en 1996 de la banda terrorista ETA, que planeaba atentar contra él mediante un coche-bomba, pero la Guardia Civil española desbarató la acción.

Viudo desde 1996 y con cinco hijos, escribió casi un centenar de libros, sumó una quincena de doctorados “honoris causa” de distintas universidades españolas y extranjeras y fue profesor honorífico de varias instituciones académicas, aunque lo que más le gustaba era cazar, pescar y leer.

Casi sesenta años después de haber comenzado su carrera política y pese a que siempre estuvo dispuesto a morir “con las botas puestas”, según aseguran quienes más le conocían, Fraga falleció apenas dos meses después de retirarse de la política, su vida. EFE