Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Presidente de Yemen se despide, se disculpa y alista las maletas

El presidente saliente de Yemen, Alí Abdulá Salé, se aprestaba a salir del país después de pronunciar un discurso de despedida el domingo en el que se disculpó por sus errores y dijo que era hora de ceder el poder, dijeron funcionarios nacionales.


Publicidad

Asistentes presidenciales dijeron a The Associated Press que Salé congregó a altos funcionarios políticos, militares y de seguridad y anunció la promoción del vicepresidente Abed Rabbo Mansour Hadi al rango de mariscal. Será su reemplazante.

“Les pido que olviden mis errores anteriormente”, dijo el presidente según un alto funcionario del partido gobernante. “Hoy dejo el país en vuestras manos”. En noviembre, Salé había firmado un acuerdo de transferencia del poder, pero después se resistió.

Según otro asistente que participó en la reunión dijo que Salé afirmó: “Dejo hoy esta buena nación. Quiero despedirme desde este sitio. Agradezco a cada uno de ustedes, ofrezco mis disculpas al pueblo y les pido perdón”.

Un tercer funcionario dijo que Salé se negó a efectuar una ceremonia de despedida y que se despidió a puertas cerradas.

Los funcionarios reclamaron anonimato por no estar autorizados a hablar con la prensa.

El sábado, funcionarios yemeníes dijeron que Salé se propone viajar pronto a Omán, camino de tratamiento médico en Estados Unidos, como parte de un esfuerzo estadounidense por hacer que saliera del país a fin de permitir una transición pacífica.

Washington intentó durante semanas hallar un país donde Salé pudiera vivir en el exilio, puesto que no lo quiere permanentemente en Estados Unidos. Salé gobernó durante más de 33 años.

Después de casi un año de protestas que exigían su salida, Salé firmó el acuerdo para ceder sus poderes a Hadi y renunciar. Hadi formó un gobierno de unidad entre su partido y la oposición.

De todos modos Salé —todavía formalmente el presidente— ha seguido influyendo sobre la política entre bastidores por medio de su familia y sus partidarios en posiciones de poder.

Por otra parte, un grupo de soldados inconformes cerraron el domingo con vehículos blindados las pistas del principal aeropuerto que da servicio a la capital de Yemen para demandar la sustitución del comandante de la fuerza aérea, dijo un funcionario.

La guarnición de la base aérea militar contigua al aeropuerto de Sana exige la destitución del general de división Mohamed Salé, hermano del presidente saliente Alí Abdalá Salé, afirmó el funcionario.

Agregó que debido a la protesta, dos vuelos fueron desviados al aeropuerto de la ciudad sureña de Yemen.

Otro funcionario del aeropuerto en la ciudad sureña de Taiz dijo que soldados en el lugar efectúan desde el sábado una protesta similar en demanda de la sustitución de su comandante.

Las fuentes solicitaron el anonimato de acuerdo a las normas que los rigen.

Yemen es escenario de una sublevación que ha durado 11 meses contra el régimen de Salé.