Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Afirman que ETA está comprometida con el cese definitivo de su actividad

Los seis miembros del grupo de “verificadores” internacionales del alto el fuego de ETA aseguraron hoy que, “a través de contactos directos”, la banda armada les ha asegurado que está comprometida con el cese definitivo de su actividad.


Publicidad

ETA declaró el pasado 20 de octubre el “cese definitivo de su actividad armada” tras cinco décadas en las que ha asesinado a más de 850 personas en la busca de la independencia del País Vasco de España.

Los integrantes de la Comisión Internacional de Verificación del alto el fuego en el País Vasco (CIV) mantuvieron ayer y hoy en la ciudad de Bilbao contactos con políticos y agentes sociales vascos, tras los cuales hicieron público un informe sobre cómo ven la situación.

Mantuvieron reuniones con representantes del Partido Socialista -que gobierna en esa comunidad autónoma-, con el Partido Nacionalista Vasco (PNV), con representantes de la izquierda independentista y con los cuatro principales sindicatos (UGT, CCOO, ELA, LAB), además de la patronal Confebask, representantes de la Iglesia y otras “autoridades” del País Vasco, cuyos nombres no han precisado.

Los “verificadores” no se han reunido con representantes del Partido Popular (PP), que gobierna en España y apoya a el gobierno del Partido Socialista en el País Vasco.

En estos encuentros, recibieron información de que han cesado los asesinatos, atentados, agresiones, amenazas y extorsiones desde que ETA declaró un alto el fuego el 8 de enero de 2011, paso al que luego sumó el anuncio del cese de la actividad armada, aunque no su disolución.

La CIV opinó que ambas declaraciones “forman parte de un proceso irreversible”, de manera que “ETA no tiene intención alguna de cometer u organizar actos de terrorismo o violencia en el futuro“.

No obstante, admitió que sigue siendo una organización “clandestina y armada” y, como tal, sigue cometiendo actos ilegales como la falsificación de documentos y el mantenimiento de arsenales.

“A pesar de que estos actos son ilegales, no están necesariamente relacionados con la preparación de actos violentos”, agregan en su informe.

Según los comisionados, “a través de contactos directos” ETA ha asegurado a la CIV que está comprometida con su declaración de cese definitivo de la actividad armada.

La Comisión ha comunicado a ETA que la posesión continuada de armas y explosivos -especialmente llevar armas personales- puede dar lugar a “situaciones potencialmente peligrosas”.

Esta ha sido la segunda visita de los miembros de la comisión al País Vasco, tras la primera que realizó al constituirse, el 28 de septiembre pasado.

Ese grupo se constituyó impulsado por la izquierda independentista y el abogado sudafricano Brian Currin.

El Gobierno español no respalda las gestiones de esta comisión de “verificadores”.

La CIV está compuesta por seis personas, con experiencia internacional en procesos de paz y seguridad: Ronnie Kasrils (Sudáfrica), Ray Kendall (Reino Unido), Chris Maccabe (Reino Unido), Ram Manikkalingam (Sri Lanka) y Satish Nambiar (India), mientras que su coordinadora es Fleur Ravensbergen.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, dijo este martes que ETA “existe” aunque anunciara que dejaba de matar, y recalcó que mientras continué se le aplicará “la ley y el Estado de derecho”.

En los últimos días, varios miembros de la organización terrorista han sido detenidos en Francia cuando iban armados, lo que, según el ministro español del Interior, Jorge Fernández Díaz, demuestra que ETA está intentado reconstruir su “aparato logístico” de forma “latente”. EFE