Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El OIEA envía inspectores a Irán para aclarar si trabaja en armas atómicas

Una misión de alto nivel del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) parte hoy desde Viena rumbo a Irán para discutir a partir de mañana con las autoridades de ese país sobre la sospecha de que existe una dimensión militar en el controvertido programa nuclear de la República Islámica.


Publicidad

“Esperamos que Irán se involucre con nosotros en nuestras preocupaciones respecto a la posible dimensión militar del programa (nuclear)”, declaró a la prensa en el aeropuerto de Viena el director adjunto del OIEA para salvaguardas (controles), Herman Naeckerts.

“Estamos tratando de seguir las resoluciones de la Junta (de Gobernadores del OIEA) e intentando resolver todos los asuntos pendientes”, indicó el experto belga, justo antes de embarcar el vuelo de las 13.50 GMT que les llevará a Irán vía Fráncfort.

Naeckerts aseguró que el OIEA está impaciente por retomar el diálogo con Teherán.

En caso de cumplirse este objetivo, sería la primera vez que los iraníes hablan sobre estas alegaciones, fundamentadas en informaciones presentadas el pasado noviembre y consideradas “creíbles” por el OIEA.

Según estas informaciones, recibidas por el OIEA de parte de una decenas de servicios de inteligencia, Irán estaría trabajando en todos los aspectos necesarios para fabricar un arma atómica.

Está previsto que los inspectores se queden en Irán hasta el 31 de enero.

Por primera vez participa en una misión de este tipo el director asistente para asuntos políticos del OIEA, el argentino Rafael Grossi, quien es el jefe de gabinete y “mano derecha” del director general del organismo, el japonés Yukiya Amano.

En un comunicado emitido la semana pasada, el OIEA indicó que esta visita -poco usual por el elevado rango de sus integrantes- tiene como objetivo “resolver todos los asuntos sustanciales pendientes” del polémico programa nuclear de ese país.

Esto se refiere a las alegaciones sobre las posibles dimensiones militares del programa nuclear, sobre lo que Teherán se niega hablar desde hace tres años, al considerarlas “mentiras” e “inventos”.

“El equipo del OIEA viaja a Irán con un espíritu constructivo. Esperamos que Irán trabaje con nosotros en el mismo espíritu”, concluyó el propio Amano en aquella nota.

El diplomático japonés divulgó el pasado noviembre una larga lista de estas posibles actividades, que en su conjunto parecen indicar que Irán está desarrollando un programa nuclear militar.

Pero los inspectores del OIEA no disponen de pruebas contundentes y basan su análisis en las informaciones “creíbles”.

Gran parte de la comunidad internacional, con EEUU e Israel a la cabeza, acusan al régimen iraní de ocultar, bajo su programa civil otro de naturaleza clandestina y carácter militar, cuyo objetivo sería producir bombas nucleares, lo que Irán niega.

Teherán afirma que sus esfuerzos en el campo nuclear tienen como único objetivo el uso pacífico de la energía y tecnología atómica.

La visita se produce en medio de una renovada tensión entre Teherán y la Unión Europea por el anunciado embargo contra importaciones de crudo iraníes.

Esa medida se une a las sanciones internacionales aprobadas para obligar a Irán a que detenga la parte más polémica de sus investigaciones nucleares. EFE

 

Foto: Archivo La República