Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Detienen a exempleada de Arquidiócesis de NY por robar un millón de dólares

Una antigua empleada de la Arquidiócesis de Nueva York fue detenida este lunes por presuntamente haber robado un millón de dólares de la máxima autoridad de la Iglesia católica en ese estado, por lo que la Fiscalía de Manhattan presentará cargos en su contra.


Publicidad

Anita Collins, de 67 años y con antecedentes penales por hurto mayor, fue despedida el pasado diciembre de su trabajo como contable en las oficinas de la autoridad eclesiástica neoyorquina cuando sus responsables descubrieron el fraude e informaron a la oficina del fiscal de Manhattan, Cyrus Vance.

La mujer “empleó una sofisticada trama para manipular el sistema de pagos de las cuentas” de la oficina que financia los programas educativos de la Iglesia en el estado y pudo así desviar fondos por un valor que inicialmente se estimó en al menos 350.000 dólares, dijo el portavoz de la Archidiócesis, Joe Zwillig, en un comunicado.

Sin embargo, la investigación posterior concluyó que la cifra final fue de aproximadamente un millón de dólares, según la oficina de Vance, que espera presentar hoy mismo cargos contra la mujer, residente en el barrio neoyorquino de Bronx.

Collins estuvo empleada en la institución desde 2003 hasta el mes pasado, cuando una auditoría interna destapó la estafa y motivó el despido de la contable, cuyos antecedentes no fueron revisados antes de ser contratada.

La Arquidiócesis de Nueva York lamentó aquel error y señaló que en el futuro aumentará sus controles de seguridad a fin de evitar que ocurra un caso similar.

“Tristemente siempre habrá individuos que buscarán explotar cualquier sistema que se establezca, pero procuraremos en adelante ser más vigilantes en nuestra supervisión”, añadió Zwillig.

Collins se declaró culpable en 1999 de haber robado 46.000 dólares de una empresa de empleo temporal en la que trabajaba, según publicó hoy The New York Times. EFE