Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Obama ofrece ayudar a un desempleado en foro por internet

Washington, (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que busca promover sus nuevas propuestas económicas, llegó hoy a prometer examinar personalmente el currículum de un ingeniero en paro en una entrevista con votantes a través de redes sociales en Internet.  


Publicidad

A lo largo de 50 minutos, Obama se sometió a las preguntas de los ciudadanos, cinco de ellos conectados en directo, en la red social Google+, sobre asuntos que pasaron de la economía y la ayuda a Pakistán a cuestiones más personales o frívolas a medida que avanzaba la entrevista, como su aniversario de boda o su técnica de baile.

Así, el mandatario contestó a las preguntas sobre la crisis, que la economía “está repuntando” aunque “es necesario hacer más para impulsarla”.

El formato en directo facilitó que, en algunos momentos, las preguntas adquirieran un tono más duro, como ocurrió durante la intervención de un sin techo que puso en duda la necesidad de ayudar financieramente a países como Pakistán, cuyos lazos con EE.UU. se han enfriado en los últimos tiempos.

Obama indicó que las relaciones con Pakistán se han hecho más tensas debido a los extremistas en su territorio, pero aseguró que continuará adelante en sus intentos de acercarse a estos países.

Subrayó que la ayuda externa, que representa tan sólo un 1 por ciento del producto interior bruto (PIB) de EE.UU., es necesaria no sólo desde un punto moral sino también de seguridad nacional, para evitar que se extienda el radicalismo.

Otros momentos rozaron lo insólito. Jennifer Weddel, una de los cinco votantes conectados en directo, se lamentó de que su esposo, ingeniero experto en semiconductores, esté parado desde hace tres años mientras se conceden visados a extranjeros para trabajar en este sector.

Obama, que indicó que hay una enorme demanda de especialistas en el sector, le pidió el curriculum vitae de su marido. “Lo digo en serio. Si me envía el currículum, me interesaría descubrir exactamente qué es lo que está pasando”, apuntó.

Sus informaciones, explicó, indican que quienes tengan experiencia en el ámbito de la ingeniería deberían encontrar trabajo con facilidad.

A lo largo de su mandato, el presidente estadounidense ha utilizado las redes sociales y las nuevas tecnologías para tratar de llegar a un mayor número de ciudadanos de manera más directa y más informal. En otras ocasiones ya ha comparecido en foros similares a través de YouTube o Facebook.

En esta ocasión se trataba de la primera en la que algunos votantes permanecían constantemente conectados en directo, lo que fomentó la informalidad, en especial al final de la entrevista. El presidente fue cuestionado sobre lo que más le cuesta de ocupar el cargo, a lo que respondió que “vivir dentro de una burbuja”.

“Es el mejor trabajo del mundo, y es un honor servir (al país), pero es verdad que a veces uno se siente un poco encerrado”, explicó.

Otra votante enlazada en directo le emplazó a dar unos pasos de baile ante los ojos de los cibernautas. Obama, que hace dos semanas reveló sus dotes para el canto al lanzarse a entonar con buena voz unos acordes de “Let’s Stay Together”, de Al Green, declinó la invitación. Según afirmó su esposa, Michelle, opina que tiene la gracia de un pato cuando danza.

Acerca de su vigésimo aniversario de bodas, que cumplirá un mes antes de las elecciones presidenciales, el mandatario indicó: “no sé si vamos a tener un fin de semana muy romántico” ante la proximidad de esos comicios. “Quizá tengamos que aplazarlo”, se rió.

La entrevista concluyó casi como una charla entre amigos. Una de las votantes le presentó a sus hijos. Otro le pidió que le tuviera en cuenta si necesitaba un experto en tecnología y pequeñas empresas. Otra le recordó que escribe cuentos para niños. Un cuarto le invitó a una partida de tenis. Y Obama insistió en que quería recibir el currículum que había pedido. EFE

mv/jrh