Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Policía desmantela carpas en sitio de protesta en Washington

Decenas de agentes del servicio federal de parques, montados a caballo, se emplazaron el sábado por la mañana en uno de los últimos sitios del movimiento Ocupemos Wall Street en el país, y la policía sacó tiendas de campaña que, dijo, estaban prohibidas por las reglas.


Publicidad

Al menos siete personas fueron arrestadas en la operación, que dejó varios segmentos de espacio abierto en el campamento y creó interrogantes sobre qué va a permanecer allí.

La policía dijo que no iba a desalojar a los manifestantes. Aquellos cuyas tiendas se ajustaban a las reglas fueron autorizados a quedarse, y los miembros del movimiento pueden permanecer en el parque 24 horas al día siempre que no acampen con mantas ni camas. La policía amenazó con confiscar las tiendas que violen las reglas, y con arrestar a los dueños.

La policía empleó barricadas para acordonar secciones de McPherson Square, un parque bajo jurisdicción federal cerca de la Casa Blanca, y revisó tiendas de campaña en busca de colchones y bolsas de dormir, así como otras pertenencias. Algunos lucieron trajes amarillos para biorriesgo, como protección contra enfermedades detectadas en el sitio en semanas recientes. Funcionarios expresaron también preocupación por infestación de ratas.

Para el sábado por la tarde, siete manifestantes habían sido arrestados — cuatro que se negaron a moverse de debajo de una estatua y tres que cruzaron la línea policial.

El Servicio Nacional de Parques, que ha permitido a los manifestantes permanecer en el sitio durante meses, dijo que notificará a los inconformes si la policía decide desalojarlos del parque.

Los manifestantes se habían preparado para una confrontación cuando el servicio de parques dijo que iba a comenzar a garantizar el cumplimiento de la prohibición de camas, mantas y otros artículos de dormir el lunes pasado, pero no hubo ninguna operación sino hasta el sábado.

Pese a lo que informó la policía, algunos manifestantes dijeron que la operación equivalía a un desalojo.

“Es un desalojo lento, que luce bien en la prensa”, dijo la manifestante Melissa Byrne. “Estamos en propiedad federal, así que ellos tienen que cuidarse de que no se vea mal”.

Los agentes llegaron a la Plaza McPherson antes de las 6 a.m., algunos a caballo y con indumentaria antimotines, mientras helicópteros sobrevolaban el área. Los policías se concentraron inicialmente en retirar pedazos de madera, metal y otros objetos que estaban bajo una lona azul junto a la estatua del general James McPherson.

Pero el ambiente se volvió más tenso después, y algunos manifestantes dijeron que la policía retiró tiendas indiscriminadamente, incluyendo algunas que se ajustaban a las reglas. AP