Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Aceptan trasladar a Mubarak a la cárcel mientras decaen enfrentamientos en Egipto

El Gobierno egipcio aceptó trasladar al expresidente Hosni Mubarak a la cárcel cairota de Tora en un gesto para suavizar las críticas a su gestión durante los choques entre policías y manifestantes, que continúan pese a ir decayendo.


Publicidad

El presidente del Parlamento, Saad Katatni, anunció este lunes que el ministro de Interior, Mohamed Ibrahim, accedió a trasladar a Mubarak y dispersar en varias prisiones del país a los miembros del anterior régimen encarcelados en Tora, tal como habían solicitado los diputados.

La intervención de Katatni en la Asamblea del Pueblo (cámara baja) llegó después de que ayer el titular de Interior indicase que se renovará en un “tiempo récord” el hospital de esa cárcel cairota, lo que despertó rumores sobre el destino de Mubarak.

El expresidente afronta actualmente un proceso judicial por la muerte de manifestantes durante la revolución que le obligó a renunciar, el 11 de febrero de 2011.

Tras pasar unos meses en un hospital de la localidad turística de Sharm al Sheij, en el mar Rojo, por una crisis cardiaca, Mubarak fue llevado a otro centro médico a las afueras de El Cairo y desde allí ha asistido a las sesiones del juicio en helicóptero, lo que generó malestar entre quienes pedían que fuera encarcelado.

También están siendo procesados sus hijos, Gamal y Alaa, y el exministro de Interior Habib al Adli, quienes estarán en una cárcel adjunta a la de Tora, según el periódico oficial “Al Ahram”, que informó de que 40 responsables del antiguo régimen serán reubicados en cuatro prisiones.

Aunque no se ha definido la fecha en que el traslado de Mubarak se hará efectivo, el Gobierno parece dispuesto a dar nuevas concesiones con vistas a detener la ola de violencia que desde hace cinco días protagonizan policías y manifestantes en El Cairo y otras ciudades.

La muerte hoy de una persona por las heridas sufridas anteriormente en la capital elevó a trece el número de víctimas mortales durante estos disturbios, indicaron a Efe fuentes de seguridad.

La violencia se desató tras la matanza el miércoles pasado de 74 personas en un encuentro de fútbol entre los clubes Al Ahly y Al Masry en la ciudad mediterránea de Port Said.

A los radicales de los distintos equipos se unieron los manifestantes que desde hace meses exigen la salida inmediata del poder de la Junta Militar, a la que acusan junto a las fuerzas de seguridad de haber permitido la masacre.

Si bien esta mañana reinaba la tranquilidad en los alrededores del Ministerio de Interior en El Cairo, donde se han levantado nuevos muros para contener a los manifestantes, esta tarde volvieron a estallar los enfrentamientos con la policía pero de manera mucho más débil.

Los miembros de la seguridad lanzaron gases lacrimógenos en respuesta a las pedradas de los manifestantes, pese a que horas antes el presidente del Parlamento había ordenado el fin de todas las medidas de fuerza por parte de las autoridades.

En un gesto poco corriente, Katatni también envió a una delegación de diputados a verificar la situación de los disturbios sobre el terreno.

Según pudo constatar Efe, los parlamentarios se pasearon por la alterada calle Mohamed Mahmud entre el olor a gases y las protestas de los asistentes.

Entre los vecinos de la zona, inundada de basura y destrozos, la calma parecía volver poco a poco pese al temor de que la noche traiga más altercados.

“Ayer incendiaron mi balcón mientras dormía”, manifestó a Efe un militar retirado que se identificó como Mohamed, que relató cómo había escuchado por la noche a alguien obligar a varios jóvenes a sembrar el caos a cambio de dinero.

Algunos propietarios se atrevieron a abrir sus tiendas como el caso de Jaled Ali, quien estaba de acuerdo con las protestas aunque su empleo se hubiera visto afectado.

En la cercana plaza Tahrir, el tráfico rodado y los acampados en tiendas parecían estar al margen de los choques, que anteceden a la celebración mañana de la segunda vuelta de la primera fase de los comicios a la Shura o cámara alta del Parlamento. EFE

Notas relacionadas:

Mubarak irá a prisión por primera vez

Egipcios festejan un año de revolución que derrocó a Mubarak