Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Rebeldes sirios se retiran de distrito asediado

BEIRUT (AP)Los rebeldes sirios anunciaron este jueves que están efectuando una “retirada táctica” del distrito asediado de Baba Amr en Homs debido al deterioro de la situación humanitaria después de un mes de ataques militares. Agregaron que se están quedando sin armas y que las condiciones humanitarias son catastróficas.


Publicidad

Mientras se intensifica la ofensiva a la ciudad de Homs, el principal grupo opositor sirio formó un consejo militar para organizar la resistencia armada y canalizar armas a los rebeldes, un indicio del grado de militarización que ha alcanzado el conflicto durante el último año a medida que Siria se encamina a una guerra civil.

Un funcionario sirio dijo ayer que el gobierno planea una amplia ofensiva para “limpiar” el distrito de Baba Amr, controlado por los rebeldes.

La brigada de rebeldes de Baba Amr dijo que se replegaban para salvar a unos 4.000 civiles que insistieron en quedarse en sus viviendas. Agregaron que la decisión se basó en el “deterioro de las condiciones humanitarias, la falta de alimentos y medicinas, y los cortes de agua, electricidad y comunicaciones, como también la escasez de armas”.

Homs, con un millón de habitantes, es la tercera ciudad de Siria. Antes del comienzo de la rebelión, los activistas calculaban que 100.000 personas vivían en Baba Amr. Pero muchos han huido durante el último año y se cree que la población se ha reducido notablemente.

El sitio de Baba Amr ha sido uno de los más cruentos. Los rebeldes controlaron el área durante varios meses hasta que a principios de febrero las fuerzas del régimen rodearon el vecindario y empezaron a cañonear las casas y mataron a centenares de personas. Muchos de los heridos no pudieron llegar hasta los médicos, lo que obligó a los residentes a improvisar clínicas.

Los ataques implacables afectaron el suministro de electricidad y los servicios de teléfono e internet.

Burhan Ghalioun, titular del Consejo Nacional Sirio, de oposición, dijo en una conferencia de prensa en París que los rebeldes se han desplazado de algunas áreas pero agregó que la resistencia en Baba Amr “sigue siendo firme”.

Antes del anuncio del repliegue, Rami Abdul-Rahman, titular del Observatorio Sirio de los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, dijo que se libraban “intensos combates” en las entradas de Baba Amr pero que los soldados todavía no habían logrado entrar.