Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El debate sobre el aborto se reabre en España

El debate sobre el aborto centró este jueves, Día Internacional de la Mujer, gran parte de las discusiones políticas en España, después de que un ministro del actual gobierno conservador de Mariano Rajoy, insinuara que muchas mujeres recurren a la interrupción del embarazo por la presión social.


Publicidad

“En muchas ocasiones se genera una violencia de género estructural contra la mujer por el mero hecho del embarazo” y “muchas mujeres ven violentado su derecho a ser madres por la presión que generan a su alrededor determinadas estructuras“, fueron las polémicas palabras lanzadas al vuelo por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón.

Pronunciadas el miércoles ante los legisladores del Congreso de los Diputados, a lo largo de todo el día de hoy no han dejado de sucederse las reacciones, desde el respaldo de sus compañeros del ejecutivo del Partido Popular, hasta el rechazo de la oposición y de grupos feministas, entre otros.

La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, aseguró hoy que “es la hora de que aquellas mujeres que quieren ser madres, no dejen de serlo por presiones sociales, económicas, familiares o de cualquier otro tipo“.

Para la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, la interrupción voluntaria del embarazo “no es un derecho, es un fracaso de la mujer en todos los supuestos”.

En una entrevista a la emisora de radio Cope, propiedad de la Iglesia Católica, Aguirre se declaró partidaria de modificar la actual ley del aborto, porque la legislación que cambió el anterior Gobierno socialista no le gusta “nada”.

“Espero que el Partido Popular la vuelva a cambiar, con unos plazos. Los abortos practicados a los ocho meses son asesinatos“, señaló.

En ejecutivo anterior de José Luis Rodríguez Zapatero consiguió hacer aprobar por el Congreso una ley de plazos que autoriza el aborto hasta las 14 semanas, y que sustituyó a la primera legislación -adoptada en los primeros años de la democracia- mucho más restrictiva.

La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, aseguró hoy que la única presión social que han sufrido las mujeres en España ha procedido de la Iglesia, de los sectores más conservadores y del “machismo cultural”.

Valenciano advirtió al Gobierno de que las mujeres no quieren “salvadores” ni “padres espirituales” que les digan lo que es bueno o malo para ellas, sino que quieren “ser libres” para decidir si quieren abortar u optan por la maternidad.

De “desafortunadas” calificó las palabras de Gallardón la Secretaría Confederal de la Mujer del sindicato Comisiones Obreras, que señaló que la maternidad “no es un derecho, sino una opción de las mujeres”.

“Las mujeres defienden la vida porque dan vida, pero han de decidir cuándo desean ser madres. La maternidad no es un derecho, es una opción. El aborto sí es un derecho”, señaló CCOO.

En el programa electoral que le llevó al poder el pasado noviembre, el Partido Popular prometió que “cambiaremos el modelo de la actual regulación del aborto para reforzar la protección del derecho a la vida, así como de las menores”, pero no habló de derogar este derecho. EFE