Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Miles protestan en Moscú contra fraude electoral

MOSCU (AP) — Unos 10.000 manifestantes acudieron el sábado a una avenida en el centro de Moscú para protestar contra el fraude electoral y demandar la renuncia del primer ministro y próximo presidente Vladimir Putin.


Publicidad

La movilización es considerada una prueba de la fortaleza que conserva la oposición tras el triunfo electoral de Putin y que permitirá a éste regresar al Kremlin.

La afluencia de inconformes contrasta con la protesta de hace meses en la que participaron 100.000 personas, en la mayor exhibición de descontento civil en la historia posoviética de Rusia.

Putin, presidente de Rusia de 2000 a 2008, no buscó antes una segunda reelección consecutiva porque no se lo permitía la constitución. Putin captó 64% de los votos en las elecciones presidenciales del domingo y permanecerá otros seis años en el Kremlin.

“Estos no fueron comicios. Se trató de la operación especial de un matón que pretende regresar al Kremlin”, dijo el dirigente opositor y ex gran maestro de ajedrez, Garry Kasparov, desde un templete.

Aunque las infracciones electorales fueron numerosas, los observadores dijeron que la votación fue más limpia que la de diciembre.

Sin embargo, los manifestantes no aceptan los resultados de los comicios. Una de las pancartas en el lugar decía: “Estas no fueron elecciones. Este no es un presidente”.

“No creo que la elección fue limpia”, manifestó Elizaveta Chernysheva, de 18 años. “Hubo muchos votos falsos”, agregó.

El actor ruso Maksim Vitorgan, uno de los miles de observadores independientes que supervisaron como voluntarios las elecciones presidenciales, dijo que “un parque de diversiones enviaría” la gran escala del fraude del que fue testigo.

“Todos fuimos humillados e insultados en este proceso”, dijo Vitorgan. Putin “ganó la guerra de las cifras. Es el presidente de las cifras, no del pueblo”, apuntó.