Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

RSF difunde lista de naciones enemigas de internet

PARIS (AP) — La revolución que vive el mundo árabe está cambiando la faz de la libertad en internet, según la organización Reporteros sin Fronteras, que difundió este lunes su lista “Enemigos de la internet“.


Publicidad

El informe anual incluye entre los “enemigos” a naciones que coartan severamente la libertad de expresión y el acceso a la red. También tiene una lista de Estados “en vigilancia”.

El grupo añadió a Bahréin a la lista de enemigos, citando una censura noticiosa y hostigamiento de blogueros en un intento por aplastar una rebelión que inició hace un año encabezada por chiíes contra la monarquía suní.

El país había estado antes en vigilancia.

“Bahréin ofrece un ejemplo perfecto de represión exitosa, con una censura informativa lograda por medio de un notable arsenal de medidas represivas: exclusión de la prensa extranjera, hostigamiento de los defensores de los derechos humanos, arrestos de blogueros y ciudadanos de la red (uno de los cuales murió en la cárcel), procesos y campañas de difamación contra activistas por la libre expresión, interferencia en las comunicaciones”, dijo el informe del grupo con sede en París.

Pero la revolución árabe también ha permitido la apertura de algunos regímenes.

Libia, donde el régimen represivo de Muamar Gadafi fue derrocado en una rebelión violenta, fue retirado de la lista de los países en vigilancia.

“En Libia quedan muchos desafíos por delante, pero el derrocamiento del régimen de Gadafi ha puesto fin a una era de censura“, dice el informe.

La organización dijo que la revolución árabe también puso de relieve la importancia de internet y, por lo tanto, la importancia de proteger el acceso a la red.

La lista de enemigos incluye naciones notorias por bloquear el acceso a contenidos de internet como China, Mianmar y Corea del Norte.

Pero la lista de los países en vigilancia contiene algunas sorpresas como Australia y Francia.