Ecuador. domingo 10 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

España exige una rectificación Italia por declaraciones Monti

Madrid, 24 mar (EFE).- El gobierno español ha exigido esta tarde una rectificación al italiano por unas declaraciones del primer ministro de Italia, Mario Monti, sobre la situación económica en España, han informado a Efe fuentes del Ejecutivo español.


Publicidad

Estas declaraciones de Monti han causado al Gobierno de España “mucho malestar” y, por ello, se ha exigido una rectificación, han añadido estas fuentes.

Monti dijo esta tarde, durante su participación en un foro organizado en Cernobbio por la Confederación General de Comercio italiana, que “España está dando motivos de gran preocupación a Europa”, ya que su situación económica podría provocar “un efecto contagio que podría extenderse por el continente”.

El primer ministro italiano añadió que “España ha realizado una reforma laboral incontestable, muy incisiva, pero no ha prestado igual atención a las cuentas públicas“.

Posteriormente, tras la exigencia de rectificación por el Gobierno español, la portavoz del presidente del Consejo, Elisabetta Olivi, difundió un comunicado en el que Monti expresa su aprecio “por la profunda reforma del mercado de trabajo en España introducida con gran inmediatez por el Gobierno de Mariano Rajoy”.

En este comunicado, Monti ha confirmado “su total confianza en la determinación del Gobierno español con respecto a la consolidación fiscal y también a las medidas que adoptará para evitar la subida de la prima de riesgo”.

 

Monti: “España está dando motivos de gran preocupación a Europa”

El primer ministro italiano, Mario Monti, dijo hoy que “España está dando motivos de gran preocupación a Europa”, ya que su situación económica podría provocar “un efecto contagio que podría extenderse por el continente”.

Monti, de 69 años, participó en un foro organizado en Cernobbio (norte) por la Confederación General de Comercio italiana (Confcommercio), centrado en el proyecto de ley de reforma laboral aprobado el viernes en Consejo de Ministros.

“España ha realizado una reforma laboral incontestable, muy incisiva, pero no ha prestado igual atención a las cuentas públicas. Está dando a toda Europa motivos de gran preocupación porque sus tasas de interés suben y basta poco para recrear fenómenos que, a través del contagio, nos puedan afectar a nosotros”, dijo.
m
Monti añadió además que esta situación, “muy desagradable”, “podría hacer retroceder” al país que gobierna “varios meses”.

En su intervención, el primer ministro italiano aseguró que no puede prometer un crecimiento en 2012, pero sí menos recesión, aunque para ello necesitará del apoyo de toda la clase política italiana.

Criticó también que “la tardía toma de conciencia de la crisis” por parte del anterior gobierno de Silvio Berlusconi, “hizo todavía más difícil reducir los impuestos y relanzar el crecimiento”.

Monti defendió su reforma laboral, contestada por los sindicatos italianos hasta el punto de que podría costarle una huelga general.

En la reforma, el Gobierno tecnócrata ha puesto como objetivo “dinamizar y flexibilizar” el mercado del trabajo en Italia, crear empleo y estimular el desarrollo y la competitividad de las empresas, contribuyendo al crecimiento del país.

En un comunicado difundido el viernes, el Ejecutivo informó de que se ha optado, para su aprobación, por una fórmula que otorga carácter provisional al texto, que ahora podrá ser modificado en el Parlamento.

El Gobierno italiano, en su comunicado, afirmó que la laboral es “una reforma largamente esperada por el país y fuertemente deseada por Europa y, por ello, discutida con los agentes sociales”.

La definición por parte del Gobierno de este conjunto de medidas, llegó tras una semana de negociaciones entre el Ejecutivo, la patronal y los sindicatos, que se han mostrado escépticos ante las propuestas del Gobierno.

Uno de los puntos que ha levantado mayor controversia y oposición por parte de los sindicatos ha sido la decisión del Gabinete de Monti de modificar el “artículo 18” del Estatuto de los Trabajadores, que regula las condiciones para el despido en las empresas con más de quince empleados. EFE