Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El Gobierno colombiano da la luz verde al operativo de las liberaciones

Bogotá, 25 mar (EFE).- El Gobierno colombiano dio hoy luz verde al operativo para la puesta en libertad de diez militares y policías rehenes de las FARC, guerrilla que tiene previsto entregarlos en dos misiones, los días 2 y 4 de abril próximo.


Publicidad

El operativo será activado el domingo 1 de abril con la orden de suspensión de acciones militares en el área geográfica general en la que los rebeldes vayan a liberar a un primer grupo de cautivos.

Las fechas previsiblemente definitivas para el proceso humanitario fueron señaladas hoy durante una reunión de las partes implicadas en las gestiones, que se citaron en la sede bogotana de la delegación del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

El anfitrión fue el delegado del CICR, Jordi Raich, responsable de la realización de las misiones, en cuya coordinación trabaja con el viceministro colombiano de Defensa, Jorge Enrique Bedoya, y el embajador brasileño en el país, Antonino Mena.

En este encuentro también estuvieron la excongresista Piedad Córdoba, líder del colectivo Colombianas y Colombianas por la Paz (CCP), y la presidenta de la asociación que agrupa a las familias de los cautivos, Marleny Orjuela.

Bedoya, portavoz gubernamental en este proceso, declaró a la salida de la reunión que el protocolo de seguridad del operativo obliga a las FARC a informar del área geográfica para la primera misión antes de las 19.00 horas locales (24.00 GMT) del 31 de marzo.

Con dicha información “se puede hacer cese de operaciones a partir del 1 de abril a las 6 de la tarde (23.00 GMT) hasta el 3 de abril a las 6 de la mañana (11.00 GMT), para que la liberación se pueda desarrollar el día 2 de abril”, precisó el viceministro.

Si los rebeldes no la suministran en su oportunidad, “se estaría incumpliendo el protocolo”, advirtió Bedoya, quien observó que un procedimiento similar deberá desarrollarse del 3 al 5 de abril, para la segunda y última misión humanitaria, el miércoles 4.

“Esperamos, por supuesto, que todo se cumpla, que las FARC esta vez si cumplan con las familias (de los secuestrados)”, expresó el portavoz gubernamental, quien, con todo, se lamentó del retraso en el operativo.

Las FARC lo habían planteado a partir del próximo lunes 26 de marzo, pero Colombia, Brasil y el CICR lo pospusieron, por razones logísticas, para el día 30 del mismo mes, algo que debía ser aceptado por los rebeldes, que se decidieron por los días de la Semana Santa.

Las partes ya habían escogido previamente el aeropuerto Vanguardia de la ciudad central de Villavicencio como base de los dos helicópteros que Brasil facilitará para las misiones, apoyo que este país ha prestado en el pasado.

Las aeronaves deberán despegar el próximo 1 de abril de Sao Gabriel da Cachoeira, el municipio del estado brasileño de Amazonas más cercano a la frontera con Colombia, y volarán hasta Villavicencio, según lo previsto por las partes.

La exsenadora Córdoba dijo hoy a la prensa que el 31 de marzo viajará con la activista Orjuela a esa localidad de Brasil, y regresarán a bordo de los helicópteros, como garantes de su ingreso en Colombia.

El origen extranjero de los aparatos, en este caso brasileño, es una de las exigencias que hicieron los rebeldes para las misiones de puesta en libertad de los diez rehenes, que llevan entre trece y catorce años de cautiverio.

Los insurgentes también pidieron que en las misiones estén Córdoba, la activista Orjuela, que preside la Asociación Colombiana de Familiares de Miembros de la Fuerza Pública Retenidos y Liberados por Grupos Guerrilleros (Asfamipaz), y algunas líderes latinoamericanas de un grupo gestor de paz.

Ellas recogerán en las selvas a los militares Luis Alfonso Beltrán Franco, Luis Arturo Arcia, Robinson Salcedo Guarín y Luis Alfredo Moreno Chagüeza, y los policías Carlos José Duarte, César Augusto Lasso Monsalve, Jorge Trujillo Solarte, Jorge Humberto Romero, José Libardo Forero y Wilson Rojas Medina.

La puesta en libertad conjunta y no gradual de este último grupo de rehenes había sido comunicada el pasado 26 de febrero por el mando central de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Las FARC anunció públicamente su decisión de proscribir el secuestro de civiles con fines económicos. EFE