Ecuador. domingo 10 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Polémica por presencia de mandos militares en congreso de Morales

Varios líderes de la oposición boliviana criticaron este lunes a los mandos de las Fuerzas Armadas por asistir al congreso del Movimiento al Socialismo (MAS), partido del presidente Evo Morales, y los acusaron de violar la Constitución, que les prohíbe participar en actos políticos.


Publicidad

El excomandante del Ejército Marcelo Antezana, ahora senador de la oposición conservadora, declaró a Efe que es “una vergüenza y totalmente anticonstitucional” que los mandos fueran uniformados al congreso, porque representan a las Fuerzas Armadas y deben “ser imparciales y garantes” de la Constitución.

A su juicio, los altos mandos deben ser procesados y dados de baja, o ellos pedir su retiro si quieren hacer política, porque violaron la Constitución al asistir al acto partidista, que comenzó en Cochabamba el pasado fin de semana.

“Pero lamentablemente no hay quien haga Justicia“, agregó.

El líder del Movimiento Sin Miedo (MSM), el centroizquierdista Juan Del Granado, aliado de Morales hasta 2010, anunció en rueda de prensa que sus legisladores pedirán un informe oficial para identificar a los jefes militares que participaron en el congreso del MAS.

Se está utilizando, se está partidizando, se está manipulando y se está subordinando a los mandos militares, que son del país, que no son del Gobierno, a los dictados de un partido político“, agregó.

El senador de oposición Roger Pinto dijo a Efe que es un “sometimiento obsecuente, vergonzoso y contradictorio con la Constitución” el que los mandos militares, entre ellos el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, general Tito Gandarillas, asistieran a la inauguración del Congreso por Morales.

“Los comandantes y los propios cargos de generales se deben a un favor político, de ahí que viene el sometimiento. Lamentablemente, se vive una etapa difícil de la institucionalidad”, añadió Pinto.

La senadora del MAS Sandra Soriano, que asiste al congreso, replicó que los militares fueron invitados para un acto de protocolo que no está prohibido por la Constitución ni viola reglamentos castrenses, porque no son militantes del oficialismo.

“La ley prohíbe la militancia, la afiliación a un partido político, pero asistir (al congreso) no implica eso”, dijo Soriano a Efe.

El también dirigente del MAS Emilio Zurita aseguró a medios locales que los mandos de las Fuerzas Armadas no transgredieron la Constitución porque “son parte del pueblo y el Congreso del MAS busca fortalecer el instrumento político para defender los intereses del pueblo”.

En su discurso en el congreso, Morales pidió a sus militantes convencerse de que llegaron al Palacio de Gobierno “no como inquilinos”, sino “para siempre”.

Del Granado comentó hoy que el pueblo boliviano “no va admitir ni totalitarismos, ni visiones hegemónicas de la política, después de haber recuperado con tanto sacrificio y con tanta sangre las libertades democráticas”. EFE