Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Annan intervendrá en Consejo de Seguridad tras aceptar Siria su plan

El enviado especial de la ONU y de la Liga Árabe para Siria, Kofi Annan, informará el lunes al Consejo de Seguridad sobre la aceptación del Gobierno de Bachar al Asad del plan de seis puntos que propuso para poner fin a la crisis que afecta a Siria desde hace más de un año.


Publicidad

El presidente de turno del Consejo de Seguridad, el embajador británico, Mark Lyall Grant, anunció que Annan comparecerá ante los miembros del máximo órgano de decisión de la ONU el lunes 2 de abril a las 14h00 GMT, previsiblemente a través de una videoconferencia desde Ginebra, aunque los detalles concretos están por confirmarse.

Esperamos con interés el informe de Annan“, dijo el diplomático del Reino Unido después de que el Consejo celebrara consultas a puerta cerrada sobre la crisis en Siria, en las que todos acordaron la importancia de que el exsecretario general de la ONU les informe sobre la respuesta que ha recibido de Damasco.

El portavoz de Annan, Ahmad Fawzi, anunció hoy que Siria ha aceptado el plan de seis puntos que le presentó el mediador para resolver la crisis en ese país y que cuenta con el respaldo de todos los miembros del Consejo de Seguridad, incluidos Rusia y China.

El plan de Annan busca un cese de las hostilidades bajo supervisión de la ONU, la puesta en libertad de los detenidos en las protestas antigubernamentales y permitir el envío de ayuda humanitaria, aunque no alude a cambios en el régimen, señalando que es decisión del pueblo sirio mantener o no a Al Asad en el poder.

Bachar al Asad

Annan ha señalado en un comunicado que la luz verde al plan por parte de Damasco es un importante paso que puede traer el fin de la violencia y el derramamiento de sangre, ayudar a los que sufren y crear una atmósfera conducente a un diálogo político “que cumpla las aspiraciones legítimas del pueblo sirio”.

Sin embargo, los miembros occidentales del Consejo de Seguridad se mostraban hoy cautelosos y el propio Lyall Grant subrayó ante la prensa que “una cosa es aceptar el plan de seis puntos y otra es la ejecución de todos los elementos de esos puntos, algo que es de vital importancia”.

El embajador alemán ante la ONU, Peter Wittig, abogó también por “permanecer cautos” ante el anuncio de Damasco, ya que “Siria tiene un historial de vacíos de credibilidad“.

El representante de Alemania, uno de los miembros temporales del Consejo, explicó ante la prensa que hay que ver ahora si el régimen de Al Asad cumple con los seis puntos y “detiene la violencia, el uso de armamento pesado y empieza a retirarse de las calles, algo que no se ha visto todavía sobre el terreno”.

“Podría ser un paso en la buena dirección, pero estamos acostumbrados a las maniobras y tácticas del régimen sirio para continuar masacrando a su propia población”, señaló a Efe al respecto una fuente diplomática bajo condición de anonimato.

El Consejo de Seguridad tiene que esperar ahora, según la misma fuente, “a ver si las autoridades sirias hablan con seriedad o no” y poder evaluar así con Kofi Annan el próximo lunes los próximos pasos que puede tratar de dar para frenar la crisis.

Por su parte, el Departamento de Estado estadounidense subrayó que la respuesta positiva de Damasco es “un paso importante”, según su portavoz, Victoria Nuland, quien añadió que igualmente se necesita que el Gobierno sirio pruebe su compromiso con “acciones concretas”.

La prioridad máxima para Annan es el fin de la violencia, según una fuente del Consejo de Seguridad, que detalló que, para ello, va a ser necesario el despliegue de observadores sobre el terreno que comprueben que se respeta un eventual alto el fuego que dé paso al acceso humanitario y después al inicio del diálogo entre las partes.

Mientras tanto, la violencia continuó cobrándose vidas en Siria, donde más de medio centenar de personas murieron hoy, 23 de ellas ejecutadas en la zona de Saraqeb, en la provincia septentrional de Idleb, según informaron grupos opositores.

El número de muertos desde que comenzaron las protestas contra el régimen de Al Asad hace más de un año supera los 9.000, según informó ante el Consejo de Seguridad este martes el coordinador de la ONU para Oriente Medio, Robert Serry. EFE 

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=Uezd4pOA1yc[/youtube]