Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Huelgas de hambre de maestros y médicos se extienden en Bolivia

Más de un centenar de maestros y médicos se encuentran este lunes en huelga de hambre en Bolivia para exigir al Gobierno del presidente Evo Morales demandas salariales y laborales, en una jornada de protestas que provocó los primeros disturbios violentos y varios heridos en la ciudad oriental de Santa Cruz.


Publicidad

Los dirigentes Vilma Plata, Luis Copeticona y Milton Pérez, de la Federación de Maestros Urbanos de La Paz, se emparedaron hoy en una habitación de su sede sindical e iniciaron la huelga de hambre para pedir la nivelación de los salarios del sector con los de sus colegas del área rural que, según afirman, ganan el doble.

Pérez dijo a Efe, en un contacto telefónico, que permanecerán encerrados “hasta las últimas consecuencias”, como anunciaron hace cinco días el líder de la Confederación de Maestros Urbanos, Federico Pinaya, y otro colega suyo, en una protesta similar.

En Santa Cruz, Oruro, Cochabamba y otra decena de ciudades menores también se han emparedado alrededor de cuarenta educadores, muchos de los cuales aseguran que su huelga también es de consumo de agua, según el dirigente de la confederación, David Sendolla.

El ministro de Educación, Roberto Aguilar, declaró hoy a los medios que no se puede nivelar los salarios de los maestros urbanos y rurales porque sus funciones “son diferentes”, ya que quienes trabajan en el campo cumplen más funciones que los de las ciudades.

Aguilar visitó la sede sindical de la confederación y pidió a Pinaya considerar la suspensión de su medida de presión por el temor a sufrir daños irreparables para su salud si no consume agua.

En el otro conflicto, los galenos llevan adelante una huelga indefinida, ayunos y marchas callejeras para exigir a Morales anular un decreto de que aumenta de seis a ocho horas su jornada laboral.

El presidente del Colegio Médico de Bolivia, Alfonso Barrios, que cumplió hoy su sexto día en huelga de hambre, dijo a Efe que otras decenas de personas secundan el ayuno en varias regiones del país.

Según los dirigentes del sector, actualmente hay más de sesenta médicos, trabajadores sanitarios y universitarios en esa medida.

Los hospitales públicos en todo el país y la facultad de Medicina de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) de La Paz, donde está instalado el grupo de huelguistas liderado por Barrios, amanecieron con una fuerte custodia policial, lo que repudiaron los médicos.

En Santa Cruz, hubo enfrentamientos entre trabajadores de los hospitales estatales y las organizaciones de vecinos y comerciantes leales al Gobierno de Morales, que se manifestaron para reclamar a los médicos que suspendan la huelga indefinida que retomaron hace una semana, tras un diálogo infructuoso con las autoridades.

La policía auxilió a varias personas heridas por pedradas y palos en medio de una gresca campal protagonizada por esos sectores.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, descartó una intervención de las huelgas de hambre de los médicos, pero justificó la presencia de los policías en la custodia de los hospitales para evitar los bloqueos callejeros que se realizan desde las semana pasada.

El miércoles pasado, la Central Obrera Boliviana, organización matriz de los sindicatos, también inició sus movilizaciones con una huelga nacional de 24 horas que tuvo un seguimiento parcial para pedir a Morales un aumento salarial general mayor al 7 % que ofrece con el argumento de que la inflación del 6,9 % de 2011. EFE