Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Justicia chilena abrirá el testamento de Augusto Pinochet

Un juzgado civil de Santiago abrirá mañana miércoles el testamento de Augusto Pinochet para calcular el patrimonio real del fallecido dictador chileno y sus herederos, en el marco de la investigación sobre el origen de su fortuna, según informaron a Efe fuentes del Poder Judicial.


Publicidad

La diligencia se realizará por la mañana en el Tercer Juzgado Civil de Santiago a petición del Consejo de Defensa del Estado (CDE), que es parte querellante en el proceso.

Según las fuentes consultadas, el testamento que se revelará fue modificado por Pinochet en 2005, cuando ya era investigado tras el descubrimiento de numerosas cuentas secretas que mantenía en el Riggs Bank de Estados Unidos y otras entidades financieras del exterior.

Este testamento está en manos del notario Eduardo Avello y fue firmado en calidad de testigos por dos amigos de la familia del dictador, que falleció el 10 de diciembre de 2006.

El notario y los dos testigos fueron citados a la audiencia de este miércoles, en la que también estará presente un abogado del Consejo de Defensa del Estado.

El abogado de la familia del exgobernante de facto y algunos miembros de ésta también podrían acudir a la diligencia, aunque su presencia no ha sido confirmada.

Las propiedades de Pinochet que se repartirán en el testamento son casas en el barrio santiaguino de Lo Barnechea, una parcela en la localidad costera de Quintero, una casa en las afueras de Santiago, apartamentos en Reñaca, Iquique, Valparaíso y Santiago y tres automóviles.

Estos inmuebles están embargados por la Justicia, que además congeló 2,6 millones de dólares depositados en el Banco de Chile y vales vista de un banco estadounidense.

La investigación judicial determinó que la fortuna de Pinochet supera los 26 millones de dólares, de los que sólo dos millones tienen una justificación contable.

El juez en visita Carlos Valderrama, a cargo de la investigación, explicó a medios locales que la apertura del testamento del dictador es un “acto de carácter civil” que permitirá conocer la distribución de sus bienes entre los herederos, a pesar de que todas las propiedades de Pinochet están embargadas.

Al fallecer, Pinochet estaba procesado en el llamado ‘caso Riggs’ por fraude al Fisco y uso de pasaportes falsos y desaforado (paso previo al procesamiento) por malversación de caudales públicos. EFE