Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Indígenas bolivianos iniciarán otra caminata contra carretera en parque

La nueva marcha de indígenas bolivianos contra una carretera que partirá en dos el parque natural Tipnis saldrá mañana de la ciudad de Trinidad, tras un aplazamiento de dos días por bloqueos de vías por partidarios del presidente Evo Morales que les impidieron llegar al punto original de partida.


Publicidad

Los nativos tenían previsto comenzar su caminata ayer en Chaparina, pueblo amazónico situado a 350 kilómetros de La Paz, pero cambiaron el lugar y la fecha por los bloqueos en localidades vecinas, explicó a Efe la vicepresidenta de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob), Nelly Romero.

“Siguen llegando a Trinidad los hermanos del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis). Uno de los motivos del retraso fue para esperarlos a ellos”, agregó Romero.

La marcha también fue aplazada porque el líder principal de los nativos del Tipnis, Fernando Vargas, fue hospitalizado ayer en Trinidad con síntomas de dengue, enfermedad endémica en esa zona.

Varias carreteras del departamento norteño de Beni, fronterizo con Brasil y cuya capital es Trinidad, fueron interrumpidas esta semana con barricadas y zanjas cavadas por partidarios de Morales que apoyan la carretera en el Tipnis.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, aseguró hoy a los medios que logró un acuerdo con la mayoría de los bloqueadores de San Ignacio de Moxos, uno de los puntos de conflicto, pero reconoció que todavía parte de ellos insiste en mantener el corte de la vía.

Cientos de indígenas de la Amazonía, apoyados por otros de la zona andina y trabajadores de la central Obrera Boliviana (COB), marcharán por segunda vez en menos de un año para oponerse a la construcción de esa carretera que construye la firma brasileña OAS y financia un banco estatal de esa potencia regional.

Los nativos están preocupados por el impacto ecológico de las obras en esa reserva natural y reclaman a Morales, mestizo de origen aimara, que respete la ley que promulgó el año pasado para frenar definitivamente las obras en la reserva, de la que el mandatario se arrepintió tras una contramarcha de cocaleros y otros partidarios del Gobierno que apoyan la carretera.

En su primera caminata a La Paz, que duró más de dos meses, los indígenas también tuvieron que superar bloqueos de partidarios de Morales y además una brutal represión policial que los nativos temen que se repita, aunque el Gobierno ha asegurado que respetará la marcha.

“Esperamos cosas mucho peores, porque lamentablemente de nuestros gobernantes ya no esperamos nada bueno. Sabemos que ellos demuestran su incapacidad reprimiendo a quienes están reclamando por sus derechos”, señaló Romero. EFE