Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El Rey Juan Carlos de España visita el Brasil de Dilma Rousseff

Brasilia, (EFE).- El rey Juan Carlos I, acompañado por una importante delegación empresarial, se reunirá mañana con la jefa de Estado de Brasil, Dilma Rousseff, cuyo país es un “puerto favorito” para la inversión española, que ya suma 85.000 millones de dólares.


Publicidad

Será la primera visita del monarca a Brasil desde 2000, cuando vaticinó que el proceso que vivía el país lo consolidaría como “uno de los colosos económicos del mundo”, pronóstico que se ha cumplido con creces y que España ha acompañado con una presencia cada vez más notable de sus empresas e inversiones.

El rey Juan Carlos tiene previsto llegar a Brasilia esta misma noche, pero no tendrá actividades oficiales hasta mañana, cuando será recibido por Rousseff en el Palacio presidencial de Planalto para una reunión de trabajo.

En ese encuentro, según fuentes oficiales brasileñas dijeron a Efe, serán tratados diversos aspectos de la relación bilateral, con especial énfasis en los asuntos comerciales y económicos, así como el temario de la próxima Cumbre Iberoamericana, que se celebrará en Cádiz (España) y a la que el Rey invitará personalmente a Rousseff.

Asimismo, entre otras cuestiones, deberán abordar el estado de las negociaciones para un acuerdo comercial entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur, cuya presidencia semestral ejercerá Brasil a partir de julio próximo, cuando recibirá el testigo de Argentina.

Tras ese encuentro, ambos jefes de Estado se desplazarán al Palacio de Itamaraty, sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, donde Rousseff ofrecerá un almuerzo en honor al rey Juan Carlos.

Antes del almuerzo, Rousseff y Juan Carlos I se reunirán con un nutrido grupo de empresarios, que por parte de España incluirá a directivos de Telefónica, Banco Santander, Gas Natural Fenosa, CAF, Repsol, Iberdrola, Iberia, Isolux, Abengoa, Indra, Acciona, Talgo, Navantia y Airbus Military, entre otras compañías.

La mayoría de esas empresas opera en Brasil, un país que es “un puerto favorito” para la inversión española, tal como lo calificó en una visita que hizo al país en mayo pasado el ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García-Margallo, quien acompañará al Rey en este viaje.

Con un mercado interno de 190 millones de habitantes y políticas sociales que en la última década han permitido a 40 millones de personas dejar atrás la pobreza para engrosar la clase media, con su seguridad jurídica y su proyección política global, Brasil se ha convertido en un país “de moda”.

A ello suma el extraordinario potencial de unas enormes reservas de petróleo descubiertas en aguas profundas del océano Atlántico y su condición de organizador del Mundial de fútbol de 2014 y de los Juegos Olímpicos de 2016, todo lo cual ensancha unos horizontes que ya eran enormes para la inversión.

Ese nicho de negocios que se abre para el futuro inmediato será analizado por el rey Juan Carlos, Rousseff y los empresarios, que además aprovecharán la ocasión para estrechar aún más sus lazos.

Tras sus actividades en Brasil, Juan Carlos I viajará a Chile, donde el martes será recibido por el presidente Sebastián Piñera, con quien presidirá un encuentro empresarial.

Además, el monarca español asistirá, invitado por Piñera, a la sesión inaugural de la IV Cumbre de la Alianza del Pacífico, que se celebrará en Cerro Paranal (norte chileno). EFE

Sitio web imagen: static2.todanoticia.com