Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Interrogan al mayordomo del Papa por filtraciones

CIUDAD DEL VATICANO (AP)El mayordomo del Papa fue interrogado oficialmente este martes sobre la filtración de documentos papales confidenciales, un escándalo que ha resultado ser una de las violaciones de seguridad más graves en la historia reciente del Vaticano.


Publicidad

Paolo Gabriele fue detenido el 23 de mayo y desde entonces está recluido y vigilado en un aposento del edificio de la gendarmería vaticana, una habitación de cuatro por cuatro metros (13 por 13 pies) con baño, escritorio, cama y un crucifijo colgado de la pared. Está acusado de hurto con alevosía y de ser declarado culpable podría ser condenado de uno a seis años de cárcel.

Paolo Papanti-Pelletier, un juez del tribunal del Vaticano, dijo a los reporteros que Gabriele fue interrogado hoy por la mañana en presencia de sus dos abogados. El primer interrogatorio oficial podría terminar en un encausamiento o el retiro de los cargos.

El escándalo ha convulsionado el Vaticano desde hace meses y desató una investigación sin precedentes para desenmascarar al responsable. Gabriele fue detenido a consecuencia de la investigación, pero una comisión de cardenales indaga igualmente el origen del escándalo, y la secretaría de estado vaticana hace otro tanto.

Los documentos vaticanos filtrados a la prensa en los últimos meses denunciaron una presunta corrupción en las finanzas vaticanas y rencillas internas por las gestiones de la Santa sede para hacer más transparente sus operaciones financieras.

El escándalo se agravó con la publicación a principios de mes de “Su Santidad”, un libro que reprodujo cartas confidenciales y memorandos de Benedicto y dirigidos al Santo Padre y su secretario personal.

En su conjunto las filtraciones han sido consideradas un intento de desacreditar al lugarteniente del papa Benedicto XVI, el cardenal Tarcisio Bertone, el secretario de Estado vaticano.

El autor del libro, Gianluigi Nuzzi, dijo que consultó a más de 10 fuentes, y hay interrogantes sobre si Gabriele actuó solo. Además, prometió cooperar con los investigadores, y el interrogatorio del martes podría ser la primera vez que habría delatado a sus cómplices.

El juez Papanti-Pelletier, que no participa en el caso, dijo que aunque Gabriele está ahora acusado solamente de hurto con alevosía, podría ser acusado de otros delitos, como asociación delictiva para recibir documentos robados o difundir secretos de estado.