Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ejército sirio impide confirmar nueva matanza en Hama

Ginebra,  (EFE).- Ahmad Fawzi, portavoz del enviado especial de la ONU y la Liga Árabe, Kofi Annan, confirmó hoy que las autoridades sirias están impidiendo la entrada de los observadores internacionales a Al Qubeir, en la provincia de Hama, donde ayer ocurrió una nueva masacre.


Publicidad

Según explicó el general Robert Mood, jefe de la Misión de Supervisión de la ONU en Siria (UNMIS), un grupo de observadores -desarmados- intenta desde esta mañana temprano ingresar en la aldea de Al Qubeir, donde ayer ocurrió una matanza en la que se presume que murieron unas ochenta personas.

No obstante, los observadores no han podido cumplir con su objetivo porque su misión ha sido “obstruida” por tres razones.

El Ejército sirio ha establecido varios puntos de control y no les deja avanzar e incluso les pide que se retiren; algunos de sus vehículos han sido inmovilizados por civiles, y porque han recibido advertencias de residentes de la zona de que, en caso de ingresar en la aldea, “su vida correría peligro”.

“A pesar de estos riesgos, los observadores están trabajando para poder entrar en el pueblo y establecer los hechos sobre el terreno”, especificó Mood.

El general agregó que están “muy preocupados” por las restricciones impuestas a su libertad de movimiento dado que ello les impide “observar, evaluar e informar” sobre lo que ha ocurrido.

Grupos opositores han achacado la matanza a las milicias pro-gubernamentales, mientras que el régimen sirio de Bachar al Asad ha negado toda implicación en la masacre.

La comunidad internacional -incluida Rusia, ferviente aliada de Al Asad-, ha condenado esta matanza y ha reiterado la necesidad del cese de la violencia.

Precisamente, los 300 observadores que forman la UNMIS tienen como principal función verificar un inexistente alto el fuego en vigor, teóricamente, desde el pasado 12 de abril, algo que no se ha logrado porque la violencia, en lugar de cesar, se incrementa día a día.

La matanza de Al Qubeir ocurrió poco menos de dos semanas después de que se produjera otra masacre en la provincia de Homs, donde 108 personas perdieron la vida, la mitad de ellos niños y un tercio mujeres.

Está previsto que Annan explique hoy ante el Consejo de Seguridad de la ONU nuevas propuestas para revitalizar su plan de paz, que está en punto muerto dada la persistencia de la violencia y el incumplimiento del resto de puntos que incluye (retirada de tanques de las ciudades, permiso para el despliegue de los actores humanitarios, etc.) por parte del régimen. EFE

mh/si