Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Obama presionará en G20 por crisis en eurozona y Siria

Washington, (EFE).- El presidente de EEUU, Barack Obama, acude a la cumbre del G20 en Los Cabos enfocado en avanzar en soluciones para la crisis en la eurozona, tras el anuncio de ayuda a la banca española, y en presionar a Rusia para consensuar una salida al conflicto en Siria.


Publicidad

Será probablemente el último viaje internacional de Obama antes de las elecciones presidenciales del 6 de noviembre en EEUU, en los que se jugará la reelección.

Las últimas estadísticas muestran que la recuperación económica en EEUU sigue siendo lenta, con una desaceleración del crecimiento del PIB en el primer trimestre y un alto índice de desempleo (8,2 %), y parte de la culpa la tiene la grave crisis en la zona euro, según Obama.

En consecuencia, uno de sus objetivos en la cumbre del G20 del 18 y 19 de junio en México será presionar a los europeos para que adopten nuevas medidas para contener la crisis, dentro del enfoque de combinar control fiscal e impulso al crecimiento que viene defendiendo Estados Unidos.

En los últimos días Obama ha hablado por teléfono con la canciller alemana, Angela Merkel, y los primeros ministros del Reino Unido, David Cameron, e Italia, Mario Monti, y a los tres les ha insistido en la urgencia y la importancia de actuar para que la eurozona se recupere.

Asimismo, no se descarta que converse con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, después de que el sábado se anunciase que el Eurogrupo aportará hasta 100.000 millones de euros para la recapitalización de los bancos españoles.

El secretario del Tesoro de EE.UU, Timothy Geithner, valoró en un comunicado “el compromiso de sus socios europeos de suministrar apoyo” a los bancos españoles como un “paso concreto hacia la unión financiera en la eurozona”.

La crisis en la zona euro “es la amenaza más significativa” para la economía global, pero también hay una “desaceleración” del crecimiento de países emergentes como India y China, recordó en un foro sobre el G20 organizado en Washington Michael Froman, asesor para Asuntos Económicos Internacionales de Obama.

El otro tema prioritario para EEUU es la situación en Siria y Obama quiere involucrar a Rusia en la búsqueda de una solución que permita una transición pacífica y la renuncia del presidente Bachar Al Asad.

Obama propone para Siria una transición parecida a la que tuvo lugar en Yemen, donde el presidente Ali Abdulá Saleh aceptó renunciar y ceder el poder a su vicepresidente, Abdo Rabu Mansur Hadi, y así lo acaba de plantear en Estambul la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton.

El mandatario estadounidense pretende ahora presionar a su homólogo ruso, Vladímir Putin, para que considere su propuesta en la reunión bilateral que ambos mantendrán al margen del G20.

El grupo Amigos de Siria, formado por EEUU, los miembros de la Unión Europea y numerosos países árabes, acaba de celebrar en Washington una reunión para analizar la efectividad de más sanciones contra el régimen de Asad y ha abierto la puerta al uso de la fuerza bajo el paraguas de la ONU.

Rusia, por su parte, ha planteado celebrar una cumbre internacional sobre Siria en la que quiere que participen países como Francia, China e Irán, pero EEUU se opone a que el Gobierno de Teherán sea invitado.

No ayuda tampoco la poca sintonía que han demostrado tener Obama y Putin, así como los manifiestos desacuerdos entre ambos países sobre el escudo de defensa antimisiles de la OTAN en Europa, que Rusia ve como una amenaza. EFE

mb/afs/chg

Sitio web imagen: abc.es