Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Socialistas obtienen mayoría absoluta en Asamblea Nacional de Francia

El Partido Socialista del presidente francés Francois Hollande obtuvo una sólida mayoría en las elecciones parlamentarias del domingo, de acuerdo con proyecciones de casas encuestadoras.


Publicidad

El resultado refuerza la posición de Hollande en su intento de conseguir que los gobiernos inviertan más recursos, en lugar de recortar presupuestos, para resolver la crisis económica de Europa.

Los conservadores del ex presidente Nicolás Sarkozy, quienes dominaron la Asamblea Nacional saliente, sufrieron una dolorosa derrota, de acuerdo con todos los cálculos. Por su parte, el partido de extrema derecha Frente Nacional se encaminaba a ganar una pequeña pero simbólica presencia en el parlamento por primera vez en años.

“Esta nueva, sólida y numerosa mayoría nos permitirá aprobar leyes para un cambio, y nos da grandes responsabilidades en Francia y en Europa”, dijo el ministro del Exterior Laurent Fabius a la cadena France-2 cuando los resultados comenzaban a fluir.

Los socialistas tendrán entre 308 y 320 escaños en la Asamblea Nacional de 577 miembros tras la segunda vuelta de las elecciones parlamentarias, de acuerdo con cálculos de las agencias TNS-Sofres Sopra Group, Ipsos y CSA. Sus cálculos se basan en conteos de votos de distritos seleccionados en diversas partes de la nación.

La cifra es muy superior a los 289 representantes que los socialistas necesitaban para obtener la mayoría legislativa, lo que significa que no tendrán que forjar alianzas con la extrema izquierda, que se opone a algunas de las políticas pro europeas de Hollande.

Las elecciones del domingo en Francia y Grecia pesarán en el futuro de Europa y en si sus problemas de deuda sacudirán los mercados y las economías del globo. Francia es la segunda economía más grande de la eurozona y, junto con Alemania, contribuye en gran medida a los rescates financieros para las naciones más débiles y con frecuencia marca la política de la Unión Europea en su conjunto.

El gobierno de Hollande ha ofrecido reducir el déficit presupuestal que tiene Francia, pero a los mercados les preocupa la posibilidad de más gastos cuando la deuda francesa es muy alta.