Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Los Hermanos Musulmanes dicen que ganaron la presidencia de Egipto

EL CAIRO (AP) — La Hermandad Musulmana declaró el lunes que su candidato Mohammed Morsi ganó la segunda vuelta de la elección presidencial en Egipto, aun cuando la junta militar se otorgó atribuciones sobre el mandatario, consagrando su control sobre el gobierno y agudizando la posibilidad de confrontación con los islamistas.


Publicidad

Con el Parlamento disuelto y una ley marcial de facto en vigor, la junta militar gobernante emitió una constitución interina que define los nuevos poderes del presidente, una medida que muestra que los generales mantendrán mucho poder. Serán los legisladores del país, se encargarán del presupuesto y controlarán a quienes escriban la constitución permanente que definirá el futuro del país.

Mientras anunciaban la victoria sobre Ahmed Shafiq, el último primer ministro del régimen de Hosni Mubarak, la Hermandad desafío el control de la junta militar sobre el gobierno. El grupo advirtió que no reconocerá la disolución del parlamento, la constitución interina, ni su derecho a supervisar la realización de otra.

En una conferencia de prensa efectuada la madrugada del lunes para declarar su victoria, representantes del grupo islámico que durante décadas estuvo proscrito y fue sujeto de repetidos ataques bajo el gobierno de Mubarak, estaban emocionados y sonrientes mientras sus partidarios coreaban “Abajo el gobierno militar”.

“Gracias a Dios que guió al pueblo de Egipto por este camino correcto, el camino de la libertad y la democracia”, dijo Morsi en sus primeras declaraciones tras anunciarse victorioso. Prometió “ser un presidente para todos los egipcios, para todas sus facciones, musulmanes y cristianos, servirles a ellos” y buscar un “Estado civil, democrático, constitucional y moderno”.

Morsi “es el primer civil que es popularmente elegido presidente”, anunció la agrupación en su página de internet.

La declaración se basa en resultados que la Hermandad reportó de 95% de los más de 13.000 centros de voto instalados en el país. El resultado muestra que Morsi ganó 52% de los votos y que su rival, el ex primer ministro Ahmed Shafiq, tuvo 48%. Un millón de votos los separan y un vocero de la Hermandad dijo que los sufragios restantes no podrían revertir la tendencia.

Las cifras fueron de resultados anunciados por autoridades electorales en centros de conteo individual, donde cada candidato tiene representantes que recopilan los números y los dan a conocer antes del anuncio formal. Los conteos parciales y anticipados de la Hermandad en su mayoría fueron acertados en la primera ronda electoral de mayo.

El resultado oficial final se dará a conocer el jueves.

Una cuestión primordial es cómo será su relación con el nuevo presidente.

Shafiq, un ex comandante de la fuerza aérea, era visto como el favorito de los generales en la contienda, tanto que sus opositores temían que el resultado fuera la extensión del estado autoritario que Mubarak dirigió por casi 29 años.

Una victoria de su oponente, Morsi, podría traducirse en un conflicto más áspero por los ámbitos de poder entre la Hermandad y el ejército.

Antes de las votaciones, se vivió una semana de drama político, en la cual las fuerzas armadas declararon una ley marcial de facto y los jueces —nombrados por Mubarak antes de ser derrocado por una sublevación popular el año pasado— disolvieron el parlamento elegido libremente y que resultó con predominio de los islamistas.