Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Siria: Fuerte explosión estremece Damasco

DAMASCO (AP)Una fuerte explosión sacudió este jueves la capital siria cerca del Palacio de Justicia y de un concurrido mercado donde, según la televisión estatal, al menos tres personas resultaron heridas y dañados unos 20 vehículos.


Publicidad

Un periodista de Associated Press presente en lugar dijo que algunos automóviles quedaron calcinados y muchos tenían los vidrios reventados.

Una nube de humo negro cubrió el lugar de la explosión. La mayoría de esos atentados de los últimos meses, que han matado a decenas, han sido contra los organismos de seguridad del presidente Bashar Assad en medio de un levantamiento iniciado hace 15 meses contra su gobierno.

“No vi ningún herido, pero hubo daños en automóviles y negocios cercanos”, dijo un testigo que estaba en un mercado de las inmediaciones cuando escuchó el estallido.

La televisión estatal de Siria informó que la explosión ocurrió a las 13 en el estacionamiento del Palacio de Justicia, un sitio con varias cortes. Cerca se encuentra el famoso Mercado Hamidiyeh, el cual suele estar atestado de familias que se proveen de comida y otros suministros para el fin de semana, que comienza el viernes en Siria.

Varios testigos dijeron que escucharon un estallido, pero la televisión estatal afirmó que hubo dos explosiones en la zona y que fue encontrada una bomba que no estalló.

De inmediato se desconoce la causa precisa de la explosión.

El mes pasado, una explosión en un complejo de la inteligencia militar al sur de Damasco mató a 55 personas. De las explosiones recientes en Siria, esa fue la más mortífera.

Gran parte de la violencia que ha azotado Siria desde el inicio de la sublevación popular ha provenido del gobierno para aplastar a la oposición. Pero los combatientes rebeldes están lanzando ataques cada vez más violentos contra instalaciones del régimen, y varios ataques suicidas este año indican que al-Qaida y otros grupos extremistas se están sumando al conflicto.